fbpx

Vamping: qué es y cómo afecta a la salud de tus hijos

¿Te ha pasado que estás viendo el celular y sin darte cuenta han pasado horas y aún no duermes? Seguro estás pensando que esto hoy es “casi normal”, lo que no significa que sea algo beneficioso para la salud. El Vamping es un fenómeno que se da sobre todo en adolescentes. Es una palabra compuesta que viene del inglés, en la cual se combinan las palabras ‘vampire’ (vampiro) y ‘texting’ (chatear) y se describe como la acción de utilizar aparatos electrónicos durante la noche, ocupando horas de sueño.

Mirar las pantallas antes de dormir provoca insomnio, falta de memoria y concentración en los jóvenes. Afecta la calidad de sueño y el descanso por la luz azul.

La gran cantidad de estímulos que producen las redes sociales, los videojuegos y los servicios de internet, hacen que el cerebro se desregule con facilidad. Esto acarrea consecuencias en el crecimiento, en el aprendizaje y la gestión de emociones principalmente. Esto se da dado a que el uso de pantallas antes de dormir inhibe la producción de melatonina (hormona responsable de inducir el descanso). Esto acarrea consecuencias en el crecimiento, en el aprendizaje y la gestión de emociones principalmente.

Consejos anti-vamping

  • Baja la luz de tu dormitorio cuando se acerque la hora de dormir.
  • Limita la presencia de pantallas en la habitación.
  • Reduce el uso de pantallas al menos dos horas antes de acostarte.

Ver televisión también se considera vamping. Puedes usar filtros para la luz azul de las pantallas, pero no te libra por completo de sus efectos, solo dañas menos tus ojos. ¡Recuerda! siempre lo mejor que puedes hacer para tus hij@s es dar un buen ejemplo…así que ya lo sabes #desconectate. Esto no solo afecta a adolescentes, también a los adultos.


¿Tienes hijo/as que se llevan la pantalla a la cama antes de dormir? ¡Cuéntanos en Instagram tu experiencia y resolveremos tus dudas!

Nueva tendencia adolescente: ¿Qué es el síndrome Hikikomori?

Hikikomori es el síndrome que viven más de 50.000 japoneses que están aislados en casa, principalmente por una desenfrenada necesidad de estar conectados. Esto corresponde al 1,5% de la población nipona.

Son conocidos como los ermitaños del siglo XXI. Este término japonés se usa para describir un aislamiento social agudo. Afecta principalmente a adolescente y jóvenes, quienes se encierran en sus casa durante meses o años y rechazan cualquier tipo de comunicación con el exterior. Su vida comienza a girar en torno al uso de Internet y de las nuevas tecnologías.

¿Cómo se describen los Hikikomori?

  • No trabajan ni estudian.
  • No mantienen contacto con personas fuera de su familia.
  • Llevan al menos seis meses encerrados en casa.

Hikikomori no se considera como una discapacidad mental, pero requiere apoyo psiquiátrico y generalmente terapia familiar.

Este problema no es propio de Japón, ya hay muchos adolescentes en el mundo que sufren esta problemática. Lo importante es fomentar la vida al aire libre y entender que el uso de tecnologías puede ser un gran aporte, pero a su vez puede significar un enorme problema si no lo regulamos.


¿Conocías esta problemática adolescente? ¡Cuéntanos en Instagram qué sugieres para evitar este tipo de comportamientos!

Decálogo de los derechos virtuales de niños y niñas

Naciones Unidas celebra este 20 de noviembre el Día Universal de la Infancia, la misma fecha en la que la Asamblea General de la ONU firmó la Declaración de los Derechos del Niño y la Niña en 1959. La celebración busca fomentar la fraternidad entre las nuevas generaciones y promover su bienestar, especialmente de los más vulnerables.

Lo que tal vez no muchos saben, es que también existen los e-derechos o derechos virtuales de la niñez. En este decálogo se manifiesta la importancia de incentivar el uso y acceso a internet en las generaciones más jóvenes de nuestra sociedad. Tanto para fines informativos, educativos y recreativos, de forma responsable. Los padres/madres cumplimos un rol fundamental en esta última parte.

Este documento sienta las bases para minimizar el riesgo y los daños de internet y, por
otro, a facilitar una participación cívica positiva de los niños a través del mundo en línea.

Te contamos acá de cuáles derechos hablamos:

  1. Al acceso a la información: Sin discriminación por sexo, edad, recursos económicos, nacionalidad, etnia o lugar de residencia. Este derecho se aplicará en especial a los niños y niñas discapacitados.

2. A la libre expresión y asociación: A buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de todo tipo por medio de la red. Estos derechos solo se restringirán para garantizar la protección de los niños y niñas frente a informaciones perjudiciales para su bienestar, desarrollo e integridad; y para garantizar el cumplimiento de las leyes, la seguridad, los derechos y la reputación de otras personas.

3. A ser consultados y a dar su opinión: Cuando se apliquen leyes o normas a Internet que les afecten.

4. A la protección: Contra la explotación, el comercio ilegal, los abusos y la violencia de todo tipo.

5. Al desarrollo personal y a la educación: Y a todas las oportunidades que las nuevas tecnologías puedan aportar para mejorar su formación.

6. A la intimidad de las comunicaciones por medios electrónicos: Derecho a no proporcionar datos personales por Internet, a preservar su identidad y su imagen de posibles usos ilícitos.

7. Al esparcimiento, al ocio, a la diversión y al juego mediante Internet y otras tecnologías: Derecho a que los juegos y las propuestas de ocio no contengan violencia gratuita, ni mensajes racistas, sexistas o denigrantes y que respeten los derechos y la imagen de los niños y niñas y otras personas.

8. A ser orientados por sus familias: Los padres y madres tendrán el derecho y la responsabilidad de orientar y acordar con sus hijos e hijas un uso responsable.

9. Al acceso: Los gobiernos de los países desarrollados deben comprometerse a cooperar con otros países para facilitar el acceso de estos y sus ciudadanos, y en especial de los niños y niñas, a Internet y otras tecnologías para promover su desarrollo y evitar la creación de una nueva barrera entre los países ricos y los países pobres.

10. A beneficiarse y a utilizar en su favor las nuevas tecnologías: Para avanzar hacia un mundo más saludable, pacífico, solidario, justo y respetuoso con el medioambiente, en el que se respeten los derechos de todos los niños y niñas.

También te compartimos el documento de UNICEF sobre Los derechos de la Infancia y el Internet


¿Te sirvió esta publicación? ¡Cuéntanos en Instagram qué te parecen estos derechos!

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?