fbpx

Soledad Garcés se suma al grupo de mentoras en WoomUp

Soledad Garcés, directora de nuestra institución, profesora de la Universidad Católica, especialista en Tecnologías Educativas y Máster en E-learning por la Universidad de Sevilla fue aceptada como mentora de WoomUp, una comunidad integrada por mujeres profesionales y líderes de negocios con ganas de crecer.

Soledad, quien ha dado charlas, cursos, talleres y programas relacionados al uso de las tecnologías en niños, niñas adolescentes y familias, comentó en su Instagram @solegarceso: “Muchas gracias por permitirme ser parte de esta gran red de mujeres emprendedoras que nos apoyamos entre todas” y con ello escribió: “Un honor para mí servir a otras mujeres”.

Su participación en WoomUp signifca un hito en su carrera, ya que ser parte de esta red de mujeres profesionales y sobresalientes, le permitirá llegar a más madres, docentes y familias interesadas en educar a sus hijos y estudiantes en el uso seguro y ético de los medios digitales.

Felicitamos a Soledad por este gran paso y le deseamos el mayor de los éxitos en su nueva función como mentora en WoomUp.

¿Cómo puedes mantener el vínculo con tus alumnos a través de videoclases?

Las videoclases han resultado un buen método para enseñar y hacer reuniones con adolescentes y adultos. Pero no han demostrado ser instancias de aprendizaje muy motivadoras para los niños. 

Quizás los profesores no están tan preparados y los padres tampoco, pero no es ese el motivo del fracaso que tienen las videollamadas en cursos pequeños. Básicamente, los niños aprenden a través del asombro, con motivaciones internas, con otros, jugando y pensando, no a través de una pantalla. Pero sí se puede mantener y promover el vínculo con ellos, la cercanía con sus profesores y compañeros. Eso sí es maravilloso de destacar.

Revisa algunas ideas que nos han resultado bien en cursos más grandes, (a partir de los 13 años) en el blog de Soledad Garcés, directora de nuestra institución. Para revisar el artículo completo, haz clic AQUÍ.

La ciencia lo dice: no hay que demonizar el uso de las pantallas en niños y adolescentes

Que cada minuto de internet puede comprometer el bienestar de niños y adolescentes es una creencia que se populariza a medida que crece el debate y el estudio sobre el tiempo que dedican las nuevas generaciones al uso de dispositivos móviles.

Pero un creciente cuerpo de investigación sugiere que el miedo a las pantallas no se justifica, al menos por ahora. Esto, porque la evidencia por la relación entre estar conectado y la salud mental de los menores aún no es sólida.

“El pánico no está justificado” dice a “El Mercurio” Andrew Przybylski, director del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford (Reino Unido), quien estudia el tema.

“Hay buenas razones para ser críticos y escépticos sobre el papel de las empresas tecnológicas en la vida de los jóvenes, pero las preocupación extrema por las pantallas o los teléfonos inteligentes aún está fuera de lugar”.

Przybylski, quien ha publicado varias revisiones sobre los estudios disponibles, explica por qué: “Básicamente, nuestra investigación indica que no hay un efecto claro en absoluto. Esto podría deberse a que la tecnología no afecta a todos los adolescentes de la misma manera”.

Uno de los estudios más recientes se publicó el mes pasado en el Jorunal of Child Psychology and Psychiatry. En él se analizaron 40 investigaciones que habían examinado el vínculo entre las redes sociales, la depresión y la ansiedad en los adolescentes. La conclusión fue que ese vínculo es muy pequeño e inconsistente.

El trabajo se dio a conocer varias semanas después de que Amy Orben, investigadora de la Universidad de Cambridge, publicara un análisis que llegó a conclusiones similares.

Según Orben, si bien es cierto que varias investigaciones arrojan niveles de bienestar relativamente bajos en los jóvenes que informan un mayor uso de las redes y celulares, la mayoría de los estudios se basan en una pequeña muestra de participantes, sus hallazgos no indican una relación fuerte y sus conclusiones pueden estar hechas en base a ruido estadístico.

“Creo que no se justifica para nada la relación del miedo, porque la evidencia sobre los perjuicios de la tecnología en los jóvenes aún no es tan fuerte” comenta Orben a “El Mercurio”.

“Nuestros estudios han hallado una relación muy pequeña y poco significativa entre quienes usan mucho redes sociales y se sienten mal de ánimo, pero además hemos encontrado que quienes ya se sienten mal usan mucho las redes, entonces no sabemos si los jóvenes ya están con problemas que los hacen refugiarse en internet”.

Prestar atención

La investigadora admite que muchos padres pueden estar confundidos sobre la contradictoria que ha sido la ciencia al respecto.

“Por ahora, algo que me parece crucial es estar atento a que están viendo (en internet) los niños y jóvenes, porque no es lo mismo pasar veinte minutos hablando por Skype con la abuela que viendo contenido suicida”.

Andrea Aguirre, psiquiatra infanto-juvenil de la Clínica Universidad de Los Andes, concuerda en que culpar a la tecnología de cuadros depresivos y ansiosos es presurado.

“Efectivamente faltan estudios, porque el tema tecnológico lleva unos treinta años, pero para poder probar causa y efecto, hace falta más tiempo y mayor evidencia”, dice Aguirre.

Según agrega no hay una relación bien establecida entre usar demasiado celular y tener problemas de salud mental: “Hay un contexto y puede ser que algunos tengan cierta suceptibilidad a la depresión o antecedentes familiares, a lo que hay que estar alerta”.

María Soledad Garcés, directora de la Fundación para la Convivencia Digital, coincide en que el temor no se justifica, pero opina que el extenso uso que hacen los niños y jóvenes de la tecnología, requiere ´estar alerta´”. 

Junto con Aguirre, Garcés comenta que cada vez hay menos evidencia de que los dispositivos móviles pueden ser muy adictivos. Desde la neurociencia, explican, se ha visto que el uso de pantallas interactivas impulsa la liberación de altas dosis de dopamina, un neurotransmisor asociado al placer y a la motivación, lo cual podría llevar a conductas adictivas. 

Para ambas, la palabra clave es educación, que pasa por establecer límites y conversar sobre los peligros que hay internet. 

Es algo que le ha funcionado a la profesora Jessica Escobar. Hoy sus tres hijos (11, 13 y 15 años) manejan sus propios celulares y el hecho no se ha convertido en un problema, dice.

“Yo los dejo usar los teléfonos porque veo que los ayuda no solo a estudiar, si no también para formar su personalidad por ejemplo en Tik Tok (a través de la publicación de videos de comedia o baile), o simplemente conectarse con los amigos”.

“Pero yo educo y pongo ciertas reglas, como en horarios en los que no se pueden usar el celular” cuenta Escobar.

Y añade: “También conversamos sobre la gente que busca hacer daño en internet y planificamos actividades en familia con descanso en tecnología. Yo veo que eso les ha servido para autorregularse”.

Publicado en: Sección Vida, Ciencia y Tecnología, “El Mercurio”

 

 

Soledad Garcés estuvo en el programa “¿Qué nos está pasando?” de Radio Agricultura

Soledad Garcés, directora de Fundación para la Convivencia Digital, estuvo en el programa “¿Qué nos está pasando?” de Radio Agricultura para hablar sobre cómo afecta a los niños y jóvenes que ven en las redes sociales e internet contenido violento relacionado al estallido social que vive nuestro país, desde el pasado 18 de octubre.

Una de las observaciones que entregó Soledad en el programa fue: “Un niño de 14 años va a encontrar tanta información sobre lo que está pasando en internet. Es muy fácil distorsionar la realidad y es muy complejo hacer que ese niño sea una persona crítica, si no hay un adulto que le está enseñando ver las diferentes caras de la moneda”.

Escucha el programa completo haciendo clic en el siguiente link: “¿Qué nos está pasando?” (programa emitido el 12 de diciembre).

¿Qué ocurre si mi hijo es segregado por sus compañeros de colegio porque no usa teléfono móvil?

Prohibir a los niños el uso de dispositivos tecnológicos no evita los riesgos y les impide a que aprendan a vivir en la era digital. Es importante educar en estos temas y entender qué es mejor, según la edad y etapa de desarrollo de cada hijo(a). Así ayudamos a mejorar su salud mental y bienestar emocional. Esto se logra, sólo con el compromiso de toda una comunidad de curso.

Revisa las recomendaciones que entrega Soledad Garcés, directora de Fundación para la Convivencia Digital.

Soledad Garcés será parte del Programa Convive Digital de VTR Chile

Esta mañana se lanzó el programa Convive Digital de VTR Chile en la Escuela Salvador Sanfuentes de Santiago. Esta iniciativa se implementará en 24 establecimientos de la comuna, especialmente a estudiantes entre 4° y 7° básico.

La ceremonia contó con la participación del alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, el Gerente General de VTR, Guillermo Ponce y Soledad Garcés, directora del programa Convivencia Digital y Autocuidado en internet.

Soledad Garcés formará parte del equipo encargado de generar contenidos y capacitar a las comunidades educativas a lo largo del país.

El programa Convive Digital contempla un curso gratuito online para docentes, en el que se abordarán los siguientes temas: cómo prevenir hechos de ciberbullying, cómo evitar los riesgos asociados a la navegación y acceso de contenidos en internet, y la importancia del trabajo en conjunto de los padres, apoderados, familias y escuelas para educar sobre el uso seguro de las tecnologías.

También se harán charlas a los alumnos sobre la importancia de la identidad digital, el autocuidado, la privacidad de los datos personales, los peligros que existen al chatear con desconocidos, y sobre cómo actuar para conseguir una sana convivencia digital en los colegios.

 

Soledad Garcés realizará talleres a apoderados como parte del Programa “Ciudadanos Digitales” del Mineduc

Este sábado 3 de agosto, el Ministerio de Educación, destacó a Soledad Garcés y al programa de Convivencia Digital y Autocuidado en internet en una noticia publicada en su sitio web, a raíz de los resultados de la encuesta sobre el uso de celulares en los colegios, en los que un 81% de los padres considera que debe estar prohibido el uso de smartphone en los colegios.

El ministerio dio a conocer el programa “Formando Ciudadanos Digitales”, el cual tiene como objetivo formar a las personas en el uso seguro y responsable de las tecnologías e internet. Esta iniciativa tiene cinco principales ejes temáticos: Uso crítico y responsable de la tecnología; seguridad y protección de la privacidad; participación ciudadana; convivencia y conducta digital y oportunidades pedagógicas dirigidos a las comunidades educativas de nuestro país: estudiantes, profesores y apoderados.

De esta manera, el Ministerio de Educación posee un convenio con VTR “Convive Digital”, que tiene por misión realizar un taller a los apoderados en cada región. Estas charlas estarán a cargo de Soledad Garcés, directora del Programa Convivencia Digital y Autocuidado en Internet, cuyo objetivo es el ciberbullying y la sana convivencia escolar, como parte central de los reglamentos de las comunidades educativas.

Soledad Garcés, experta en tecnologías educativas y directora del programa Convivencia Digital, cree que prohibir los celulares en los colegios no va a cambiar la realidad escolar de una manera rápida. “La evidencia científica demuestra que los cambios deben ser intencionados, sociabilizados y medidos”, comenta.

“En muchos colegios erradicar los celulares puede ser una medida puede ser una medida poco popular, pero muy necesaria, en otros no es tan urgente. Pero para ningún colegio es una medida fácil de implementar”, afirma.

Soledad Garcés considera que un primer paso puede ser: determinar un lugar especial para los que necesiten o quieren usar su teléfono en el recreo y dejar el resto del patio libre de pantallas. Respecto a esto, afirma que “sí mejora con la convivencia, la salud mental y las notas de los alumnos cuando se sacan las pantallas de entretenimiento del ámbito escolar”.

Los establecimientos interesados en tratar este tema, pueden ingresar a nuestro formulario para que sean contactados por nuestro equipo a la brevedad. El programa Convivencia Digital y Autocuidado en internet incluye un set de recursos didácticos en línea para profesores, alumnos y familias, con los que podrán realizar diferentes actividades académicas para educar en el uso ético, seguro y responsable de las tecnologías.

Soledad Garcés realizó seis charlas en el Colegio Costa Cordillera Antilhue de Antofagasta

Esta semana, Soledad Garcés, directora del programa Convivencia Digital y autocuidado en internet realizó seis charlas en el Colegio Costa Cordillera Antilhue de Antofagasta, entre ellos a padres, apoderados, profesores y alumnos de 4° básico a III° medio.

Las jornadas tenían como objetivo trabajar en una cultura digital en conjunto con la comunidad escolar, en donde se unifiquen criterios y se realicen acciones en virtud de la salud mental y vida saludable de los niños, especialmente en la etapa preescolar.

 

Soledad Garcés fue entrevistada para reportaje sobre educación digital para revista Ya

Soledad Garcés, directora del programa Convivencia Digital y autocuidado en internet, entregó su opinión sobre el rol de los padres en la educación digital de sus hijos a un reportaje publicado en la última edición de la revista Ya.

Si quieres leer el reportaje llamado “Estrategias para acompañar a los hijos en su aprendizaje digital” ingresa aquí.

¿Conoces qué riesgos ven tus alumnos en el mundo digital?

Junto a nuestro equipo de expertos realizamos una encuesta a los alumnos de 4º Básico a 2do Medio del colegio, para determinar con precisión los riesgos y oportunidades que existen para solucionar o prevenir los peligros del mundo digital. ¿Te interesa? Haz clic aquí

[fusion_youtube id=”EFfPh2aCiHY” alignment=”” width=”” height=”” autoplay=”false” api_params=”” hide_on_mobile=”small-visibility,medium-visibility,large-visibility” class=””][/fusion_youtube]

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?