fbpx

Teletrece radio: Soledad Garcés habla de la importancia del control digital en la infancia

El mundo se transformó a lo digital y no hay vuelta atrás. Sabemos lo difícil que puede ser gestionar el uso de pantallas de tus hijos(as). La tarea se ha hecho especialmente difícil en pandemia y surgen preguntas como ¿son los mismos los riesgos al usar el computador para hacer tareas que para momentos de entretención? o ¿cuántas horas de videojuegos deberían gastar al día mis hijos(as)?, ¿qué hacer cuando el celular se vuelve una adicción?.

Nuestra directora, Soledad Garcés, responde todas estas preguntas y más en una entrevista con Constanza Santa María en el programa Nueva+Mente de Teletrece radio. Escúchala aquí.

Como Fundación para la Convivencia Digital siempre entregamos información y recursos para hacerte la tarea más fácil. Es importante que los padres y madres estén informados sobre el impacto de la tecnología. Revisa todo nuestro material sobre el uso de videojuegos acá:

Por qué son aburridas las clases en línea

El investigador John Hattie (2012) evidencia en sus estudios que, en promedio, entre el 70% y 80% del tiempo de una clase los/as docentes son quienes hablan. ¿Es esto algo negativo? claro que no, pero hay que tener presente que cuando el alumnado participa activamente en el aprendizaje, su rendimiento mejora considerablemente.

Sin duda deberíamos hablar menos y escuchar más. El modelo de clase remota nos permite experimentar y realizar actividades que le permiten a cada estudiante asumir un rol más activo. No es sencillo y requiere un esfuerzo inicial de parte del equipo docente; a quien se anime lo invitamos a mejorar sus prácticas docentes.

¿Qué dice la neurociencia sobre el efecto en el aprendizaje de la clase expositiva?

El año 2010, los investigadores del MIT Picard, Poh y Svenson registraron la actividad del sistema nervioso de un grupo de personas durante varios días. Cuando se analizaron los datos estadísticos correspondientes a las tareas cotidianas, se observó que las actividades como las clases expositivas (las que se hacen con una presentación de PowerPoint donde una persona expone) y la televisión generaban una actividad cerebral baja en comparación con las actividades de laboratorio, tareas domésticas o de mayor exigencia cognitiva. (ver cuadro)

Estos resultados evidenciaron la limitada eficiencia del tradicional método de enseñanza expositiva, sin perjuicio que la motivación, interés por los temas y el liderazgo mismo del profesorado pueda impactar de manera positiva.

Esto no quiere decir que la exposición no sea útil en determinados momentos de una clase, pero nos plantea la necesidad de cuestionarnos el rol del estudiante y su nivel de involucramiento en la clase para lograr mejores aprendizajes.

Una clase activa se puede lograr con una adecuada planificación, con las competencias digitales necesarias y el tiempo que se requiere para su implementación. Considerando que contamos con la conectividad y plataforma digital básica.

En caso de no poder planificar todas las clases con actividades que promuevan el aprendizaje activo, se puede partir con una actividad y luego ir replicando la experiencia.

Fuente: MIT


¿Te sirvió esta publicación? ¡Cuéntanos en Instagram si te animas a cambiar tus clases expositivas por clases activas!

Conoce nuestro curso para profesores

Únete a nuestra comunidad de profesores en Facebook

Sigue estos consejos para reeducar el sueño de tus hijos

Mis dos hijos (4 y 6) tienen mucha energía. Me encanta que sean alegres y creativos. Esta cuarentena ha sido difícil mantenerlos ocupados y concentrados. No se mueven tanto como cuando iban al colegio y me cuesta mucho acostarlos en la noche. Esto me tiene muy cansada. No logro hacer una rutina para dormir. Anita Z.

Si a tus hijos(as) les cuesta dormir, es posible que tengas que “reiniciar” el hábito del descanso. El encierro, la falta de ejercicio, la baja movilidad en tiempos de COVID o el exceso de pantallas, pueden estar jugándoles una mala pasada a muchas familias.

Sigue estos consejos simples para reeducar el sueño de tus hijos(as).

  • Apaga pantallas al menos 1 hora antes de iniciar tu descanso: Al ponerse el sol cada día, nuestro cerebro percibe menos luz, lo que activa la producción de melatonina para inducir el sueño reparador. Si antes de dormir, vemos televisión o usamos el teléfono (u otro dispositivo) la luz de la pantalla se encarga de activar en nuestro cerebro la orden de despertar, porque “hay luz de día”.  El sueño se puede verse alterado o bien, el insomnio se instala bloqueando el merecido descanso.

  • Prepara la hora del sueño con rutinas: es necesario que antes de dormir, se asocien estímulos que ayuden a los niños(as) a prepararse para el descanso. Puede ser la lectura de cuentos, una conversación para revisar cómo estuvo el día, comer algo suave, un baño tibio o bajar la luz de la pieza antes de dejar oscuro. Cuidado con escoger actividades que terminen por “activar” a los niños en vez de tranquilizarlos.

  • Permite gastar las últimas energías: La adrenalina es la energía que nos permite correr y movernos a diario. Si no “gastamos” esta reserva de energía que tenemos en los músculos, no podremos descansar correctamente. Por esta razón, antes del anochecer, permite que los niños(as) quemen sus últimos cartuchos de energía con una corrida o simplemente, saltando a la cuerda. Cuida que este ejercicio sea sencillo para evitar que se vuelvan a energizar.
Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?