fbpx

Claves para organizar el consumo de televisión en casa

“Tras una conversación familiar, acordamos dejar las películas para el miércoles en la tarde. La película la elegimos los domingos entre todos. Nos propusimos que sea siempre una película que enseñe algo y que no sea violenta o con escenas de adultos.  Ha resultado bien porque es un recreo a media semana. Tratamos de hacer una comida distinta ese día y esperamos que lleguen todos. Tuvimos que organizar las tardes con otras actividades. No fue fácil cambiar la rutina, pero el sólo hecho de saber que no pueden ver televisión más que el fin de semana y el miércoles nos ayuda mucho. Ya no tenemos esa discusión eterna que me agotaba “apaga la televisión, vayan a jugar” y los he visto más tranquilos.”

 Ana María, 32. Años, Viña del Mar.

En tiempos de pandemia, los padres y madres reconocen que los tiempos frente a pantallas han aumentado. Dado a que una buena parte de la programación televisiva está marcada por películas o series con abundantes contenidos violentos y poco educativos, ahora más que nunca, tenemos que conocer las razones que hacen necesario regular los tiempos de pantallas.

Por qué es necesario regular el uso de la televisión

Ver televisión ubica a los espectadores en una actitud pasiva, donde sólo ven y escuchan. Varios estudios demuestran que la actividad cerebral, baja considerablemente al ver televisión.

Existen múltiples investigaciones que desde los años 80, de manera transversal; nos muestran que cuando los niños, niñas y adolescentes ven más de 3 horas de televisión al día, pierden sensibilidad frente a la violencia tanto en la televisión como en la realidad. Otro de sus efectos es que restan capacidad de empatizar con las víctimas de la violencia y existe mayor probabilidad que tengan pensamientos y conductas agresivas.

La necesaria tarea de organizar el consumo de TV

¿Cómo podemos organizar el consumo de televisión en casa?

Compartimos algunas ideas para que puedas convertir los momentos televisivos en oportunidades de aprendizaje para tus hijos(as).

  1. Selecciona las películas de la semana revisando su calificación y temática. Arma un calendario de películas visadas por ti u otro adulto de la familia.
  2. Evita las películas que promuevan violencia.
  3. Conoce qué motivos tienen tus hijos(as) para ver las películas que les llama la atención. Esto te permite orientarlos mejor.
  4. Prioriza las películas, documentales y series que muestran escenas de la vida real, hechos históricos, o presentan realidades que se viven en otros lugares del mundo. 
  5. Selecciona películas que inspiren a tus hijos(as) y les permita construir ideales y reconocer los valores (Intensamente, UP, Perdidos en el espacio, Vuelta a casa, Una Pisca de magia, Ugglydolls, La guardia del león, Elementary, entre otras).
  6. Conversa sobre lo que vieron en la película. Pídeles que reconozcan las escenas que les gustaron, que les provocaron emociones positivas y negativas y que expliquen algunos argumentos de la trama. Invítalos a pensar en lo que han visto para que construyan su propia mirada. 
  7. Coordina con otros padres y madres del curso, la creación de una lista colectiva de películas recomendadas para que puedan ir promoviendo entretención de calidad.
  8. Evita que el uso de televisión sea todos los días. Organiza horarios y días para esta actividad. El uso de la televisión es mejor que se oriente para aprender y no para aplacar el aburrimiento o rellenar una hora del día.

Cada familia puede evaluar qué tipo de programación va a entregar a sus hijos(as) de acuerdo a sus edades. Para esto, debemos tener claridad respecto de la programación televisiva que aporta en su desarrollo y lo que puede significar un retroceso o mal ejemplo. 

La decisión de una familia puede impactar en todo el grupo de compañeros(as) de curso. Por esto, es importante promover un diálogo entre padres y madres apoderados que permitan apoyarse en el desarrollo de buenas prácticas para aprovechar el tiempo libre y evitar el sedentarismo.

¿Cuándo es un problema la adicción a los videojuegos?

Descarga la guía para sobre videojuegos para padres, madres y profesorado.

¿Cómo puedes regular el uso de videojuegos en tus hijos e hijas?

  1. Conoce el juego: Si compartes una partida con ellos te darás cuenta cómo es la experiencia de juego y descubrirás que lo hace tan atractivo. 
  1. Conoce la clasificación: Los videojuegos están clasificados según su edad sugerida y tipo de contenidos en www.pegi.info o www.ersb.org. Si la clasificación no corresponde a la edad de tus hijos o lo consideras inadecuado, simplemente no autorices su uso.
  1. Limita el tiempo de juego: Es recomendable que los videojuegos en línea no sean de uso extensivo ni diario. Muchas familias los restringen a momentos del día o sólo los fines de semana. Establece una cantidad de partidas del juego por día. 
  1. Anticípate: Si autorizaste los videojuegos en línea en casa, establece turnos, horarios y tiempos de conexión. Deja un reloj a la vista y avisa pocos minutos antes de cumplir el plazo para que desconectar no sea una pelea familiar.
  1. Lugar común para jugar: Es más sencillo controlar el juego online cuando se permite su uso sólo en lugares comunes.
  1. No es prioridad: El juego online no debería ser prioridad entre las actividades de tus hijos, ya que no aporta experiencias de aprendizaje de calidad. Incentívalos a que cumplan con sus tareas escolares, labores domésticas, rutinas deportivas y todas las actividades fuera de línea propias de la infancia y adolescencia.

Queremos aclarar que no nos gusta satanizar ningun tipo de actividad digital. No promoveremos su prohibición, pero si la necesidad de determinar los límites claros y conscientes para su uso en niños, niñas y adolescentes.

Existen muchos factores de riesgo en casa y fuera de ella que no necesariamente van a generar una adicción. Es necesario saber que los límites y reglas de uso no las pueden dejar en manos de niños o adolescentes ya que a su edad, no siempre se ha desarrollado el control del tiempo y es complejo que puedan gestionar con madurez el tiempo de juego en línea. Pese a que muchas amistades de tus hijos e hijas sean jugadores de videojuegos, vela siempre por la salud mental de tu familia y aprende a decir “no” en caso que esta decisión, sea necesaria. 

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?