fbpx

¿Qué implica el mundo digital de las redes sociales para nuestros hijos?

Papá, mamá: ¿Tu hijo te ha manifestado alguna vez el interés de ser influencers? Este pasatiempo no sólo ha sido una opción atractiva para adultos, sino que también para aquellos niños que tienen un alto interés en expresar y comunicar algo a través de las redes sociales. Pero antes de que puedas decir si es correcto o no, te entregamos algunas consideraciones que debes tener presente:

  • Las redes sociales están pensadas para mantenernos enganchados todo el día y su funcionamiento es sólo para mayores de 13 años.

 

  • No es recomendable que los niños tengan acceso a las redes sociales, básicamente porque su cerebro aún inmaduro, no cuenta con la capacidad suficiente para gestionar la información que hay en la red.

 

  • Tampoco tienen la capacidad de prevenir los riesgos que hay internet ni de enfrentar los comentarios de otros.

 

  • El excesivo tiempo que dedican los niños al mundo digital, resta tiempo a otras actividades que son fundamentales para su desarrollo.

 

  • Durante la niñez es prioritario que formen vínculos de amistad y realicen actividades tales como: deporte, jugar, leer, tocar instrumentos, hacer manualidades, etc.  Incluso el aburrimiento es útil porque despierta su lado creativo. 

 

  • Tanto los niños y jóvenes necesitan aprender desde la realidad y con estímulos de su entorno. Deja el mundo digital para después. Ya habrá tiempo para ser influencer.

 

Adolescente digital

Tanto los videojuegos como las redes sociales han sido diseñados para atrapar a sus usuarios. Al estar disponibles 24/7 y ofrecer un sinnúmero de situaciones placenteras y de empoderamiento a la medida; se potencia el desarrollo de conductas obsesivas y adictivas.

El principal riesgo que viven los niños y adolescentes hoy en el mundo digital es la dependencia de las pantallas, originada principalmente por el exceso de conexión. El estímulo cerebral permanente que provocan tanto las redes sociales como los videojuegos, activa el circuito de dopamina en el cerebro. La dopamina, neurotransmisor encargado de hacernos sentir placer, provoca la necesidad de repetir las conductas que han resultado estimulantes de la misma manera que lo hacen las drogas.

El entorno familiar influye de manera importante en los hábitos de consumo digital que adquiere un niño desde pequeño y que se manifiestan durante la adolescencia. La educación de la voluntad y el autocuidado serán claves para prevenir riesgos del mundo virtual y lograr una identidad digital positiva que aporte a la vida personal y profesional de cada hijo.

Lograr equilibrar el uso de las pantallas con actividades offline, será la clave para el desarrollo integral de los hijos. Promovamos instancias de vida familiar, el buen dormir, el contacto cara a cara con amigos, el deporte, el gusto por las artes y las actividades que favorecen el desarrollo social y emocional.

Sugerencias para prevenir

  • Acompañar a los hijos desde los primeros años para darles pautas sobre cómo usar las nuevas tecnologías será una estrategia recomendable para educar en el uso de las pantallas y prevenir los riesgos del mundo virtual.
  • Privilegie el uso de equipos en lugares comunes donde se esté acompañado o supervisado por adultos.
  • Establezca horarios de conexión y tiempos limitados para el uso de pantallas según la edad y sus necesidades.

Atención a las siguientes actitudes

  • Si un hijo evita el contacto con la familia, por priorizar actividades digitales.
  • Si se observan cambios en la rutina diaria que muestren una preferencia por el mundo digital frente a las actividades offline.
  • Cambios de carácter, aparición de estados ansiosos o mal humor al no poder acceder a internet.
  • Alteraciones en el sueño o en hábitos de alimentación debidas al exceso de conexión.
  • Si sus hijos tienen dificultades al relacionarse de manera presencial y optan por las amistades o relaciones virtuales.

Debemos saber que…

  • En su gran mayoría, los videojuegos pueden jugarse online y permiten el contacto con todo tipo de usuarios, de diferentes edades, que viven en cualquier lugar del mundo.
  • El acceso ilimitado y permanente, la activación del circuito de recompensa cerebral y el contacto con otras personas son los factores clave que pueden favorecer conductas abusivas.
  • Si se establecen horarios y normas para usar las pantallas, deben considerarse todos los días de la semana para evitar la sobrecarga emocional concentrada en unas pocas horas.
  • Las adicciones a las pantallas se pueden evitar principalmente regulando el tiempo de exposición y ofreciendo alternativas de entretención offline.

Por: Soledad Garcés.

Normas familiares en la era digital: El equilibrio entre conectarse y segregarse

En la mayoría de los veladores de las casas hoy descansa, cada noche, un celular. Sea prendido o apagado, cargándose o haciendo patria, en silencio. O quizás, varios: hay padres que los requisan a cierta hora para revisarlos. Estar conectados no es un privilegio: el 70% de los niños menores de 9 años declara tener un teléfono propio, de acuerdo al Censo Digital VTR 2019, y el 82% reconoce que lo lleva a clases, según un estudio de la Universidad de los Andes. Guste o no, los smartphones son pequeñas extensiones que nos acompañan por la vida. El punto está en cómo, dónde, cuándo y cuánto uso permitimos que les den los niños y adolescentes.

Varinia Signorelli, psicóloga infantil y creadora del blog supermadre.net, cree que es mejor reconocer que la tecnología está presente. “Da la impresión que verlo como algo natural es mejor que satanizarlo, prohibirlo o restringirlo al 100%, porque lo que nosotros queremos es que nuestros hijos aprendan a usar los dispositivos de manera segura y que eso no merme su desarrollo ni les genere problemas en su vida. Ver la tecnología como una herramienta más ayuda a hablar de ella y no mirarla con distancia y anhelo. Esa es la base de la conversación a la hora de crear las normas familiares sobre el uso de la tecnología”.

¿Existe en cada casa una especie de “mandamientos” sobre la conducta que tenemos con nuestros teléfonos? Los expertos consultados dicen que sí: en algunos casos, se ha formalizado un acuerdo y, en otros, son reglas aceptadas por todos.

María Soledad Garcés, profesora especializada en Convivencia Digital y asesora de Contenidos de VTR, explica: “Es importante que los niños aprendan a darles un buen uso a las tecnologías, ya que existen innumerables beneficios que pueden ser aprovechados, siempre y cuando sean adecuados para la edad y etapa de desarrollo de cada uno. Recomiendo conversar con ellos para saber de qué manera comprenden todo lo que ven y escuchan en la web, asegurándonos de que sean contenidos valiosos, que les dejen algún tipo de enseñanza. Es muy importante realizar preguntas sobre lo que están viendo en internet o a través de videojuegos, pues les ayudará a equilibrar sus emociones y experiencias personales. También resulta relevante respetar la edad mínima para usar redes sociales (13 años) y acompañarlos en la creación de sus perfiles, conversando con ellos sobre los contenidos que consumen y cargan en sus páginas personales”.

Para crear esas normas familiares, la base es la conversación. Andrés Muñoz, consultor sénior en Ciberseguridad de ITQ Latam, plantea que “la mejor manera es entender qué aporta la tecnología a la familia y poner límites claros de cuál es el uso que tendrá en nuestros hijos diariamente, ya que lo que no puede suceder es que la tecnología se tome y controle los momentos que deberían ser para fortalecer la familia y sus lazos”. Si bien hay informativos al respecto, estos no son suficientes, asegura Muñoz. “La mejor campaña y la más efectiva es la que viene de la casa, por eso es muy importante que los padres se eduquen, sepan cómo enseñarles a sus hijos el uso responsable y sepan poner los controles correspondientes para limitar este uso, porque lo importante es buscar un equilibrio. Por estar siempre conectados, no podemos perder los momentos en familia, donde nos miramos a las caras y conversamos sobre nuestro día a día o cómo nos sentimos. Cuando se pierde ese control, las familias como tal dejan de existir, se deja de compartir”, advierte.

Huérfanos digitales: prohibir no es educar

Tras 12 años recorriendo Chile para dar charlas sobre este tema, Marcela Momberg, consultora en educación 2.0, ha llegado a la conclusión de que estamos criando huérfanos digitales. “Mi lema es y será ‘Prohibir no es educar’, pero eso no significa no regular. Al tener a menores de edad conectados durante el almuerzo o la cena, cuando salen junto a sus padres, eso les impide manejar su frustración y aburrirse —tan necesario a la hora de crear—, los hace dependientes de un aparato que los motiva y los mantiene ‘callados’. Esos niños hiperconectados desde los primeros años sufren en el ingreso al colegio, les cuesta relacionarse con sus pares, suelen aislarse y esconderse en las pantallas. Con bajo manejo de sus emociones y mínimo trabajo en equipo. La tecnología no es ‘el enemigo’, sino es la soledad en la que se encuentran nuestros niños, verdaderos huérfanos digitales que invaden los espacios virtuales sin acompañamiento ni formación”.

Por eso es importante aprender del tema. Verónica Díaz de la Vega, subgerenta de Comunicaciones y Sostenibilidad de VTR, señala: “En el sitio vtrconvivedigital.com los padres y profesores podrán encontrar diversos contenidos que los orientarán para que puedan enseñarles a los niños y adolescentes de qué manera obtener los mayores beneficios de las tecnologías en un entorno familiar”.

María Soledad Garcés recuerda lo importante que es dar una visión propositiva de la tecnología a nuestros hijos, incluso en los colegios. “El camino debería ser desarrollar competencias digitales, de manera que los mensajes, contenidos y actividades que los escolares puedan desarrollar en el aula estén dirigidos por docentes capacitados, que cuenten con los medios necesarios para hacer que esta experiencia sea provechosa. Si en este camino los estudiantes son guiados por adultos que conocen la manera en que la tecnología puede aportar en la educación, entonces la conectividad en las salas de clase, jugará un rol positivo y enriquecedor”.

Fuente: Seguridad Digital, El Mercurio.

El abuso de redes sociales aumenta los casos de depresión entre jóvenes

Tanto en estas redes como en la televisión se tiende a mostrar una imagen distorsionada de la realidad que afecta a la autoestima.

La inmensa mayoría de los jóvenes considera las redes sociales como Facebook o Instagram una necesidad. Son las aplicaciones a las que dedican la mayor parte del tiempo que pasan conectados a los largo del día y una herramienta sin la cual resulta difícil mantener el contacto con amigos y familiares.

Pero estas redes parecen ser también las responsables del aumento de los casos de depresión en ese mismo segmento de la población. Un reciente estudio llevado a cabo por el hospital universitario Sainte-Justine de Montreal, en Canadá, ha revelado una conexión entre el tiempo que los jóvenes y adolescentes pasan en la redes sociales o viendo la televisión y el aumento de estos síntomas de depresión.

El estudio, publicado esta semana en la revista JAMA Pediatrics, parece apuntar que los jóvenes que pasan más tiempo que la media viendo televisión o interactuando en redes sociales muestran también una incidencia mayor de la media de síntomas de depresión.

Esta relación no se aprecia en otras actividades que se realizan a través de los mismos medios, como los videojuegos o el uso del ordenador para otras funciones. Es decir, que pasar más tiempo que la media jugando en el móvil, la consola o el ordenador no parece variar la incidencia de depresión como sí lo hacen las redes sociales. Lo síntomas tampoco están ligados a una menor actividad física, según el estudio.

La clave, apuntan los autores, parece estar en la forma en la que se percibe a otros participantes en estas redes y explica por qué el consumo de la televisión también crea la misma tendencia. Tanto en estas redes como en la televisión se tiende a mostrar una imagen distorsionada de la realidad que realza únicamente los buenos momentos o celebra estilos de vida lujosos que están fuera del alcance de la mayoría de los jóvenes.

La exposición constante a estos estereotipos afecta negativamente a la autoestima de los usuarios. “Las redes sociales y la televisión son medios que exponen con frecuencia a los adolescentes a imágenes de otros en situaciones más prósperas, como otros adolescentes con cuerpos perfectos y un estilo de vida más emocionante o con más medios materiales”, apunta Elroy Boers, autor del estudio.

La forma en la que funcionan los algoritmos que sugieren contenidos retroalimenta esta situación. Cuanto más influye el estado depresivo de una persona la elección de lo que ve en ellas, más contenido similar se sugiere y proporciona, y más probable será que esté continuamente expuesto a dicho contenido, manteniendo y aumentando los síntomas de la depresión.

El estudio se ha realizado sobre una muestra de 4.000 adolescentes canadienses de entre 12 y 16 años y podría ayudar a desarrollar técnicas que ayuden a prever casos de depresión antes de que se conviertan en casos severos. “Nuestra investigación ha revelado que el uso excesivo de ciertos medios digitales en un año puede asociarse a síntomas depresivos en ese mismo año, lo que puede dar a padres y educadores una ventana de tiempo suficiente para actuar”, explica Boers.

Fuente: El Mundo, España

Anne Collier, experta en ciberacoso: “Los padres tienen que aprender sobre cómo sus hijos usan la tecnología”

Queremos compartir esta interesante entrevista de Anne Collier, quien fue asesora de seguridad para el gobierno de Barack Obama y de algunas redes sociales, lleva más de 20 años estudiando la relación de los jóvenes con el mundo digital. En su visita a Chile en mayo de este año, aconsejó a los padres y educadores sobre el gran desafío que tienen actualmente: guiar a los adolescentes acerca del uso seguro y responsable de las tecnologías.

Revisa el video en el siguiente link: Entrevista de Anne Collier

Fuente: Entrevista de Macarena Pizarro, CNN Chile.

Tan sólo una inocente selfie

Quienes tenemos hijos adolescentes, seguimos con especial atención, los testimonios de las víctimas de extorsión y acoso en la red NIDO.ORG. La gravedad del caso, no sólo se refiere a las vejaciones que han sido denunciadas hasta ahora, sino que también es de extrema gravedad que varias de las víctimas sean menores de edad. Preguntémonos ¿A qué se están exponiendo nuestras niñas en la web?

Quizás nos llamó la atención, que algunas de las publicaciones con contenido sexual que se dieron a conocer en la prensa, fueron creadas y publicadas libremente en las redes sociales por las mismas víctimas. Seguramente, esas niñas, no imaginaron las consecuencias que podría acarrear una coqueta selfie o un video.

Es posible que algunos adultos crean que el intercambio de imágenes personales e íntimas en la web son casos aislados producto de la impulsividad con que los jóvenes usan las redes sociales. Pero no es así. El envío de “packs” o fotos con contenido sexual entre adolescentes es una práctica extendida para experimentar su incipiente sexualidad. Lo que muchas veces los motiva a compartir fotos o videos íntimos, es la necesidad de captar la atención de alguien de quien se sienten atraídos, o ganarse la confianza y validación de los demás. Por exceso de confianza o falta de formación, pocas veces, piensan en las consecuencias de este temerario gesto digital. Luego vienen los arrepentimientos: “no me imaginé que las vería tanta gente”, “cómo pudo hacerme esto”, “me juró que no las compartiría con nadie” junto con otras frases cargadas de desilusión y dolor.

El sexting, grooming o la difusión de imágenes íntimas es una realidad con la que conviven silenciosamente muchos adolescentes que por vergüenza o pudor, no siempre pueden pedir ayuda.

Esta realidad, nos obliga como padres a entender algunas ideas claves:

  • El configurar cuentas privadas, no evita que los usuarios puedan ser víctimas de sextorsión, chantajes, sexting o acoso virtual.
  • Cuando se publica una foto en Instagram, se comparte la propiedad de esa imagen con la red social. Se entiende que el usuario comprendió esto cuando aceptó los términos y condiciones al abrir la cuenta. En teoría, usuario y RRSS, comparten los derechos de uso pero se mantienen los derechos de imagen.
  • El producir material digital íntimo no es ilegal, enviarlo a otros tampoco. El delito está en difundirlo sin el consentimiento explícito de quien aparece en la imagen.
  • Según la legislación chilena, la sola fotografía o filmación de partes íntimas de menores de edad, no necesariamente puede ser considerado pornografía infantil. Debe existir una intención de excitación.

En Chile, aún existen vacíos legales y legislación atrasada en materia de ciberacoso y derechos de la información digital. Más aún, en las escuelas y colegios, casi no contamos con programas de formación y prevención de riesgos en el uso de tecnologías.

Todos los problemas que se generan en las redes sociales pueden prevenirse, simplemente, pensando antes de publicar. No podemos aceptar ninguna víctima más. Es urgente que tomemos conciencia que; si parte de nuestra vida se da en el mundo digital, los niños deben ser educados para vivir en esta nueva realidad. Debemos hacer todo lo posible para que tu hijo o hija, no sea la próxima víctima.

11 alternativas para educar en la convivencia escolar

¿Qué hay sobre convivencia escolar en la web?

La convivencia se define como la forma en que las personas se relacionan entre sí. Hoy, las escuelas de Chile tienen una gran oportunidad de verse a sí mismas, analizar sus contextos y elaborar sus propios programas formativos de manera que los alumnos aprendan a convivir desde muy temprana edad.

Buena parte de las escuelas de Chile ya cuenta con sus protocolos de acción frente a casos de bullying y han elaborado los reglamentos básicos de convivencia escolar. Sin embargo pocos centros educativos han incorporado el “aprender a convivir” como un tema ya inmerso en su currículum escolar y parte de su cultura institucional. En esta edición, mostraremos algunas ideas que recogimos de la web, para conocer más sobre programas de convivencia escolar.

Por el impacto que tiene en la vida de las personas, el aprender a “convivir” es uno de los temas más relevantes a la hora de educar.

Para que una escuela pueda implementar un programa de convivencia escolar, es necesario que en una etapa inicial, promueva instancias de autoevaluación donde identifique los principales focos de problemas en su institución y se logren visualizar posibles soluciones. Luego vendrá el análisis, la implementación de programas de formación y finalmente la evaluación.

Pasos iniciales: Una mirada hacia adentro

Para conocer la problemática propia y analizar la realidad de cada establecimiento, en relación a sus propios indicadores de convivencia escolar, se pueden analizar los resultados que arroja el SIMCE. Desde hace algunos años, este instrumento incorpora algunas mediciones para evaluar la promoción de hábitos saludables, el buen trato, sentido de pertenencia de los miembros de la comunidad escolar, entre otros. Desde la web www.agenciaeducacion.cl se pueden encontrar útiles documentos que entregan estos resultados ya convertidos en indicadores organizados por centro. Es posible analizar los resultados siguiendo las orientaciones para el usuario dispuestas en la web, para aprender a analizar esta información que facilita la toma de decisiones en beneficio de la convivencia escolar.

El Ministerio de Educación (Mineduc) por su parte, ha desarrollado la web Convivencia Escolar donde es posible acceder a textos y videos que facilitan la comprensión de los aspectos relacionados con inclusión, sana convivencia, prácticas pedagógicas positivas que impactan en el aprendizaje, entre otros temas. Vale la pena destacar de esta web, los materiales que explican las leyes que sustentan los programas de Convivencia Escolar.

Algunas propuestas para aprender a convivir:

Una mirada hacia afuera.

1.-Una vez que la escuela haya revisado en detalle estos recursos webs que dispone la Agencia de la Calidad y Mineduc, es recomendable que conozcan primero experiencias exitosas que se hayan dado tanto en Chile como en el mundo. Todos quisiéramos conocer por ejemplo, el programa KIVA de Finlandia que es posible revisar desde su sitio web. Este programa destaca frente a otros por su extremada simpleza e impacto y el trabajo en equipo que demanda de parte de toda la comunidad escolar para su implementación. Permite hacer posible la educación en los valores declarados en el PEI de la escuela, y orientarlos a la formación de habilidades sociales que permitan aprender a convivir desde el currículum formativo de cada centro.

Como el programa KIVA tiene un costo muy elevado, podemos conocer otras experiencias exitosas, especialmente en Chile, donde se evidencia el potencial que tiene un equipo directivo para mejorar la convivencia escolar. El colegio Karol Cardenal de Cracovia, ubicado en la comuna de Pedro Aguirre Cerda comparte en la web sus experiencias que ya han traspasado fronteras y cuenta ya con reconocimiento de la OECD.

2.-Otras iniciativas chilenas pueden ser también un aporte inspirador a la hora de repensar el proyecto educativo. El Programa de Apoyo para la Convivencia Escolar (PACES) ha sido desarrollado por un equipo interdisciplinario de profesionales de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. A través de la investigación-acción, van evidenciando las problemáticas y potencialidades de la institución en cifras y acciones concretas que permiten luego la toma de decisiones basadas en evidencias.

3.-El teatro en la educación de buenos hábitos sociales: Como acción promotora de buenas relaciones sociales, el grupo de actores de Chile Vive Sano realizan la obra “Las aventuras de Supermanzano” a colegios, dirigida a menores de 4 a 9 años donde a través de la trama, los alumnos aprenden diferentes maneras de resolver conflictos y adoptar actitudes de buen trato.

4.-Desde Colombia, el Programa “Educar para la Paz” , proponiendo estrategias para promover la convivencia pacífica al interior de la escuela de manera que la comunidad valore el respeto y la paz como principios básicos del país. La base de este proyecto es la observación de la realidad y la generación de propuestas adoptadas a la realidad local .

5.-Desde Estados Unidos, http://www.casel.org/ Collaborative for academic , Social and emotional learning es un programa de observación de la convivencia al interior de un centro que al igual que otros programas, favorece la toma de decisiones ajustada a la realidad local. Este programa fomenta el desarrollo de habilidades sociales en los alumnos y miembros de la comunidad escolar con un fuerte énfasis en el desarrollo de habilidades sociales como el respeto y empatía.

6.-La empresa privada , también ha aportado con programas para prevenir el bullying. Desde México, el canal de telvisión Cartoon Network, ha promovido su campaña “Basta de bullying” que promueve estrategias de prevención y detección de situaciones de acoso o bullying entre personas. Este programa considera que la educación se sustenta en el respeto y tolerancia dentro y fuera de la comunidad escolar. Dispone de materiales para padres, profesores y familia en general. En su canal de Youtube hay muchos videos que pueden usarse para la promoción de buenos hábitos sociales.

7.-Hemos visto diferentes instituciones que promueven programas de convivencia escolar orientados al desarrollo de habilidades socioemocionales en los estudiantes, otros buscan promover la paz , el respeto y la tolerancia.
Desde la fundación Fundación Cadah se pueden descargar cientos de recursos educativos para promover el desarrollo de habilidades socioemocionales en los niños.

8.- Las apps pueden ser una manera divertida de ayudar a su hijo a desarrollar habilidades sociales y emocionales. Desde la web Understood disponemos de un buscador de apps y webs para promover el desarrollo de habilidades socioemocionales en niños y jóvenes. Pese a que gran parte del material está en inglés, hay algunos resultados en español . Vale la pena conocerlos.

9.- La propuesta de la OMS, Habilidades para la Vida es un excelente material para que tanto docentes , directivos y familias, puedan aplicar estrategias para desarrollar habilidades sociemocionales en los alumnos. Autoconocimiento, resolución de conflictos, tolerancia y autoestima son algunos de los temas que este programa propone para trabajarlos en función de aprender a convivir.

10.-Y para los más pequeños, la web Cuentos para dormir ofrece un sinnúmero de cuentos con valores que pueden descargarse y utilizarse como material de aprendizaje socioemocional.

11.- La fundación Understood promueve un buscador de aplicaciones para desarrollar habilidades sociales. Vale la pena buscar algunas opciones para fomentar el autocontrol , empatía y respeto. Ingresa y busca aquí. 

 

Tres definiciones sobre bullying y ciberbulling

La ley  de convivencia escolar y su mirada sobre el bullying:

La Ley sobre Violencia Escolar chilena  nos define como  buena convivencia escolar “la coexistencia pacífica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes”.

La mirada que se le da es formativa lo que implica enseñar y aprender conocimientos, desarrollar habilidades  y virtudes que permitan vivir y poner en práctica la convivencia sana y armónica que permita formar ciudadanos respetuosos y tolerantes.

El bullying viene a definirse como el “hostigamiento o acoso permanente” lo que difiere de una broma o discusión aislada.

Veamos algunas definiciones que podremos discutir:
“La intimidación y el maltrato entre escolares de forma repetida y mantenida en el tiempo, casi siempre lejos de la mirada de los adultos/as, con la intención de humillar y someter abusivamente a una víctima indefensa por parte de un abusón o grupo de matones a través de agresiones físicas, verbales y/o sociales con resultados de victimización psicológica y rechazo grupal” (Avilés, 2003).

Otras definiciones tomadas desde el texto “Todo es bullying o nada es bullying ” escrito por Sergio Canals, nos dan otras miradas:

Definición de acuerdo a Dan Olweus: bullying es cuando un estudiante es acosado o victimizado, cuando está expuesto de manera repetitiva, aún fuera de horario escolar, a acciones negativas por parte de uno o más estudiantes. El abuso negativo entre iguales se refiere a un comportamiento violento, intencionalmente agresivo, en el que existe desequilibrio superficial o profundo de poder y/o fuerza.

Definición ecosistémica:

Bullying: patrón de comportamientos violentos autoorganizados (se autogeneran y persisten en el tiempo) entre acosador/es y acosado/s, niños/as y/o adolescentes, originado y mantenido por las dinámicas de personas y realidades familiares y educadoras de una comunidad escolar completa.

La mirada que se propone trabajar el ministerio de Educación en Chile plantea tres indicadores que van a marcar la diferencia entre una situación de bromas aisladas con una de bullying:

1.-estas situaciones se producen entre pares ( alumnos del mismo colegio, alumnos conocidos, personas de la misma edad…)

2.-en ellas existe abuso de poder e imposición de criterios de los más fuertes hacia los más débiles.

3.- Se da en forma sostenida en el tiempo.

¿Cuál es la relación entre ciberbullying y el bullying o acoso escolar?

La relación o semejanza entre ambos términos no es tan obvia como se podría pensar.

Desde la web de Pantallas Amigas tomamos esta idea que nos ayudará a responder esta pregunta.
En ambos se da un abuso entre iguales . El ciberbullying atiende a otras causas, se manifiesta de formas muy diversas y sus estrategias de abordamiento y consecuencias también difieren. Es muy probable que tras acciones de bullying vengan acciones ciberbullying.

Reflexionemos y respondamos la siguiente pregunta:

¿Como clasificarías el acoso sistemático de un grupo de alumnos hacia un profesor?

¿Es bullying el acoso sistemático de un adulto hacia un menor de edad?

 

Tan sólo una inocente selfie

Quienes tenemos hijos adolescentes, esta semana hemos seguido con especial atención, los testimonios de las víctimas de extorsión y acoso en la red NIDO.ORG. La gravedad del caso, no sólo se refiere a las vejaciones que han sido denunciadas hasta ahora, sino que también es de extrema gravedad que varias de las víctimas sean menores de edad. Preguntémonos ¿A qué se están exponiendo nuestras niñas en la web?

Quizás nos llamó la atención, que algunas de las publicaciones con contenido sexual que se dieron a conocer en la prensa, fueron creadas y publicadas libremente en las redes sociales por las mismas víctimas. Seguramente, esas niñas, no imaginaron las consecuencias que podría acarrear una coqueta selfie o un video.

Es posible que algunos adultos crean que el intercambio de imágenes personales e íntimas en la web son casos aislados producto de la impulsividad con que los jóvenes usan las redes sociales. Pero no es así. El envío de “packs” o fotos con contenido sexual entre adolescentes es una práctica extendida para experimentar su incipiente sexualidad. Lo que muchas veces los motiva a compartir fotos o videos íntimos, es la necesidad de captar la atención de alguien de quien se sienten atraídos, o ganarse la confianza y validación de los demás. Por exceso de confianza o falta de formación, pocas veces, piensan en las consecuencias de este temerario gesto digital. Luego vienen los arrepentimientos: “no me imaginé que las vería tanta gente”, “cómo pudo hacerme esto”, “me juró que no las compartiría con nadie” junto con otras frases cargadas de desilusión y dolor.

El sexting, grooming o la difusión de imágenes íntimas es una realidad con la que conviven silenciosamente, muchos adolescentes que por vergüenza o pudor, no siempre pueden pedir ayuda.

Esta realidad, nos obliga como padres a entender algunas ideas claves:

El configurar cuentas privadas, no evita que los usuarios puedan ser víctimas de sextorsión, chantajes, sexting o acoso virtual.

Cuando se publica una foto en Instagram, se comparte la propiedad de esa imagen con la red social. Se entiende que el usuario comprendió esto cuando aceptó los términos y condiciones al abrir la cuenta. En teoría, usuario y RRSS, comparten los derechos de uso pero se mantienen los derechos de imagen.

El producir material digital íntimo no es ilegal, enviarlo a otros tampoco. El delito está en difundirlo sin el consentimiento explícito de quien aparece en la imagen.

Según la legislación chilena, la sola fotografía o filmación de partes íntimas de menores de edad, no necesariamente puede ser considerado pornografía infantil. Debe existir una intención de excitación.

En Chile, aún existen vacíos legales y legislación atrasada en materia de ciberacoso y derechos de la información digital. Más aún, en las escuelas y colegios, casi no contamos con programas de formación y prevención de riesgos en el uso de tecnologías.

Todos los problemas que se generan en las redes sociales pueden prevenirse, simplemente, pensando antes de publicar. No podemos aceptar ninguna víctima más. Es urgente que tomemos conciencia que; si parte de nuestra vida se da en el mundo digital, los niños deben ser educados para vivir en esta nueva realidad. Debemos hacer todo lo posible para que tu hijo o hija, no sea la próxima víctima.

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?