Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

5 datos que todo adulto debería saber sobre la pornografía

1. Los padres subestiman el daño 

Muchos adultos consideran que ver pornografía es algo propio de ciertas edades y que “todos” los han hecho alguna vez en su vida. A su vez, no dimensionan el impacto que tiene el consumo de estas imágenes en la infancia y adolescencia, edad en que se empieza a formar la identidad y se viven las primeras experiencias afectivas. 

2. Hay mucho acceso no regulado

Según estudios, el 97% de los estudiantes entre 10 y 11 años informaron haber estado expuestos a la pornografía. A su vez, más de la mitad de los niños de 11 a 13 años habían visto pornografía. Muchos de estos encuentros con contenido sexual explícito es de manera casual, (alrededor del 60%).

3. Los videojuegos y redes sociales redireccionan a sitios de pornografía

Es posible que en los videojuegos y en las redes sociales el contenido pornográfico no esté disponible explícitamente, pero sí hay mucho material disponible en canales de youtube, de Twitch o cuentas de RRSS de gamers, que lleva a sitios webs pornografícos. Maliciosamente se usan este tipo de servicios en los que hay menores, para atraerlos a las webs con contenido para adultos. 

4. Provoca trastornos de adicción 

La adicción a la pornografía ya se ha comprobado, en varios estudios, que afecta físicamente el desarrollo cerebral a cualquier edad. 

5. Nadie los ayuda

Algunos estudios revelan que el 57% de los adolescentes busca pornografía al menos una vez al mes. El 79% de los adolescentes que quieren dejar de consumir no tienen a nadie que los ayude. 

Extra: Los niños “buenos” son igualmente vulnerables a la pornografía

La mayoría de los niños manifiestan inquietudes por saber de sexualidad. Es normal que les interese conocer qué es el sexo y buscar formas de manifestaciones sexuales. 

Cuando un(a) niño(a) pequeño(a) ve pornografía, su cerebro puede liberar grandes cantidades de dopamina, uneurotransmisor que impulsa a las personas a querer, buscar y buscar más placer. Incluso los niños pequeños que están a años de llegar a la pubertad pueden ser sexualizados prematuramente por la pornografía.

Desafortunadamente, los niños son aún más vulnerables porque no tienen aún desarrollada la capacidad de autorregulación, siendo mucho más  susceptibles a los estímulos placenteros que provienen del mundo digital. 

Dado a la gran cantidad de contenido pornográfico disponible, es casi imposible lograr la prevención al 100%. Es recomendable en estos casos enseñar a los niños a rechazar la pornografía desde temprana edad.  

¿Cuál es la edad adecuada? 

La edad adecuada para comenzar a advertir a un niño sobre la pornografía es cuando tiene acceso a Internet, incluidos videojuegos, aplicaciones, lectores electrónicos y cualquier otra cosa conectada a la red. Ningún niño merece enfrentarse solo a la industria del porno.

Tres formas para que los menores rechacen la pornografía

La buena noticia es que incluso los niños de 3 años pueden aprender tres defensas básicas para mantenerse a salvo de la pornografía. 

1. Una definición, para que reconozcan lo que están viendo. Explícale a tu hijo(a) que la pornografía son imágenes donde aparecen cuerpos sin ropa que provocan reacciones emocionales intensas en quien lo ve. A esas imágenes llamarán “imágenes malas”. Las “imágenes buenas”, pueden ser cuerpos desnudos pero que tienen otros fines; como por ejemplo, obras de arte, o imágenes disponibles en libros de ciencias. Es importante que sepan que la pornografía muestra el sexo sacado de contexto, donde el cuerpo suele ser tratado como objeto de placer puramente y donde no hay amor entre las personas. 

2. Una advertencia, para que tengan motivos para rechazarla. Dado al alto poder de adicción de la pornografía, su cerebro puede verse muy dañado, y es mejor evitarla. 

3. Un plan, para que estén listos para responder y no ser tomados por sorpresa. 

Exploremos cada uno. Los contenidos pornográficos van a aparecer en cualquier momento si se está usando internet o viendo televisión. Por lo tanto, es importante que los niños sepan que en ese momento deben apagar la pantalla y recurrir donde un adulto para que le saque ese contenido inadecuado. Para olvidar esas imágenes que vieron, es necesario que las etiqueten como imágenes malas diciendo en voz alta, “esto es una imagen mala”. Así su cerebro va aprendiendo a rechazar este tipo de imágenes con el tiempo.

Pídele a tu hijo que seleccione un lindo recuerdo de alguna situación que haya vivido. Permite que lo describa en 3 minutos o hasta que logre sentir las emociones que vivió en ese momento recordado. A ese momento le llamarán “imagen buena” y van a llamar ese recuerdo cada vez que en sus mentes aparezcan las imágenes malas.  

¿Dónde puedo buscar más información para padres y madres sobre este tema?

Facebook
LinkedIn
Email
Comparte este artículo a un click en tus redes sociales

4 comentarios en «5 datos que todo adulto debería saber sobre la pornografía»

Deja un comentario