fbpx

Estrés y ansiedad: Los riesgos digitales que ha impuesto la pandemia

Este 2020 ha sido muy difícil para la labor docente. Llevamos meses pasando varias horas del día frente a una pantalla. Buena parte de los y las profesoras de Chile tuvieron que autoformarse en el uso de tecnologías de manera autónoma, sin mucho apoyo y con un enorme esfuerzo personal que, naturalmente, nos tiene a todos agotados. 

En junio, según El Mercurio, la mayoría de los y las docentes tenía problemas para convalidar el trabajo doméstico con las labores pedagógicas. A mediados de este año, hicimos una encuesta a más de 300 profesores, y un 57,1% indicó que el tiempo que destinan a hacer sus planificaciones para las clases online aumentó a 3 horas diarias. Una gran mayoría se enfrentó al desafío de dar clases en línea con conocimientos básicos para usar un aula virtual y muchas dificultades para gestionar el tiempo, incorporando estrategias de aprendizaje adaptadas para la enseñanza en línea.

Mientras tanto, al otro lado de la pantalla y encerrados en casa; las y los estudiantes pasan horas del día en redes sociales y videojuegos, con sus cerebros sobreestimulados de likes, premios, comentarios y un sinfín de conexiones que inevitablemente afecta su bienestar emocional. La Convivencia Digital se vuelve un tema importante a asumir. 

Para que los niños, niñas y adolescentes tengan una relación saludable con la tecnología, necesariamente los adultos que tienen a cargo su educación, deben contar con los conocimientos básicos para promover hábitos digitales saludables y orientarlos en el reconocimiento de sus emociones como punto inicial de la llamada “alfabetización digital.”

El desafío es claro. El profesorado requiere capacitarse en el uso de las tecnologías y en la prevención de riesgos derivados del exceso de conexión, del acceso a contenido inadecuado y del contacto con terceras personas en el mundo digital. 

Invitamos a los profesores, directivos y equipos de convivencia escolar a conocer los conceptos claves de la convivencia digital y el autocuidado en internet para contar con las habilidades necesarias que les permitan educar en el uso ético, seguro y responsable de las pantallas teniendo como objetivo primordial: el autocuidado y el bienestar emocional.

Qué hacer cuando tu hijo(a) no juega videojuegos y sus compañeros de clase sí

Sole: Logramos que Nico dejara de jugar Fortnite. De verdad, cambió mucho y está más tranquilo y amoroso. Ya no se enoja y se entretiene con más juegos. No fue fácil. Ahora que volvimos a clases, el problema que se nos da es que no lo invitan a casas de amigos los viernes porque juegan juegos online y siente que quedó fuera del grupo… Está súper enojado conmigo porque dice que nuestras reglas lo hicieron un niño aburrido. ¿Qué me recomiendas hacer?

Solange V.

(Testimonio de una mamá de un chico de 6º básico , que tuvo un desorden conductual leve asociado al uso de videojuegos violentos y fue tratado por sus padres y un equipo de profesionales de apoyo)

“Regular el uso de videojuegos es también una tarea de curso”

Muchas veces los padres pueden poner límites en el uso de pantallas, con nobles fundamentadas decisiones, pero: ¿Qué pasa cuando el resto del curso no tienen esas normas de conductas frente al uso de videojuegos , las redes sociales o la televisión? Si bien, respetamos las decisiones de cada familia, es importante cuidarnos entre todos ya que los hijos serán compañeros de curso por muchos años.

Promover hábitos digitales saludables con la ayuda del profesor o la profesora jefe nos facilita los acuerdos entre familias respecto del buen uso de las tecnologías. Es probable que sea necesario agendar una reunión de apoderados para conversar el impacto que tienen las pantallas en la vida de los niños, revisar qué tipo de juegos están usando y saber de qué manera esta actividad está siendo supervisada por adultos.

Poner en común las experiencias ayuda a conocer mejor a nuestros hijos e hijas. Si bien, los padres tienen la libertad de educar según sus propias creencias, deban tener presente que las decisiones que tomen, incidirán directamente en la vida de todos los integrantes del curso.

Recomendamos que algunas decisiones básicas; como el momento de autorizar el uso de videojuegos o los tipos que se puedan jugar en casa, se logren determinando en consenso con la mayoría de las familias del curso.

El rol del(la) profesor(a) jefe

Los profesores jefes, generalmente, conocen las características de su curso y pueden ayudar a consensuar las normas básicas respecto al uso de un determinado videojuego o bien, establecer las formas de jugar online que no ponga en riesgo la salud mental de sus alumnos y alumnas. Sin duda, una de las claves para evitar el uso no regulado de los videojuegos es promover actividades complementarias como deportes, actividades al aire libre, música u organizar actividades sociales que promuevan la empatía y solidaridad en ellos.

Es de suma relevancia aceptar los intereses de los compañeros de clase cuando sean diferentes a los de la mayoría y determinar normas de uso para los videojuegos y actividades digitales. Es importante enseñarles a respetar las decisiones de los miembros de su clase; sin juzgarlos por sus intereses o decisiones familiares. Si eres docente, ve en cada alumno o alumna, sus virtudes personales que aportan al grupo. A continuación, les compartimos otro testimonio, de un compañero que puede motivar a su grupo curso a hacer actividad física.

“Nico es muy buen atleta, no importa que no juegue videojuegos con nosotros, invitémoslo igual el viernes. Quizás vaya con nosotros si es que no entrena ese día. Jugamos un rato, nos acompaña y luego salimos a dar una vuelta. ¿vale?”

Preguntas para lograr acuerdos en las reuniones de apoderados:

  1. ¿Qué videojuegos están usando sus hijos en casa?
  2. ¿Qué clasificación PEGI tienen esos juegos? (pueden revisar en www.pegi.info y ver la edad mínima sugerida y el tipo de contenido de cada juego?
  3. ¿Se observan en ellos conductas de riesgo? (contacto con desconocidos, pérdida de información personal sensible, posible adicción al juego en línea, entre otros.)
  4. ¿Qué medidas de regulación existen en sus familias para el uso de videojuegos?
  5. ¿Qué sanciones existen cuando no se cumplen las normas respecto al uso de videojuegos?
  6. ¿Qué habilidades vemos que están desarrollando cuando juegan online?, ¿qué problemas ocasiona el juego online?
  7. ¿Qué actividades complementarias podemos incentivar en nuestros niños y niñas para que aprovechen su tiempo en actividades que promuevan su sano desarrollo?
  8. En concreto, ¿qué normas de curso podemos establecer para favorecer el sano desarrollo de nuestros hijos? (incentivar a que jueguen entre amigos los viernes o que organicen actividades deportivas o solidarias, entre otras.)

Planifica una clase online memorable

Cuando ibas al colegio: ¿Qué profesor o profesora recuerdas aún por la calidad de sus clases? ¿Tienes en tu memoria alguna clase que marcó tu aprendizaje? Hoy el desafío consiste en enamorar a los estudiantes con un estilo memorable. ¿Cómo puedes hacerlo? Descarga la Guía para profesores: 10 claves para tu próxima presentación en línea.

Aprovecha y convierte tus clases en experiencias inolvidables para tus alumnos. Este viernes 7 de agosto, tendremos el Taller online: Presentaciones efectivas para clases activas, via Zoom, de 16:30 a 18:00 hrs.

Encuesta para docentes: Queremos conocer tu impresión sobre la educación online durante la pandemia

Este año ha sido todo un desafío para continuar con el aprendizaje de los niños y adolescentes. La labor docente, en medio de esta pandemia, se ha transformado y, por ende, ha requerido un mayor esfuerzo para los profesores. Por esta razón, que queremos conocer tu experiencia.

Invitamos a todos los docentes a participar en nuestra encuesta online acerca de la docencia online en tiempos de pandemia y entre quienes participen, sortearemos dos giftcards de $50 mil

8 claves para hacer tareas escolares con tus hijos sin usar Google

Soledad Garcés, directora de nuestra institución, Fundación para la Convivencia Digital, escribió este artículo para orientar a los padres y familias que hoy acompañan a sus hijos en las tareas escolares:

Desde hace algunos meses, pareciera que los padres y madres volvimos al colegio. Ahora más que nunca, podemos generar un espacio donde los niños y adolescentes tengan la posibilidad de aprender a usar internet de manera eficiente y segura; siempre bajo la supervisión de los adultos. 

Si las tareas escolares de tus hijos e hijas requieren información en internet, sigue estos consejos para que navegues en la web como un experto y no naufragues en Google:

  1. Organiza junto a tu hijo(a) el tiempo que van a dedicar en las tareas escolares. Distribuyan juntos el tiempo; partiendo por las tareas más complejas y dejen para el final las más sencillas. Luego, definan un tiempo acotado para hacer cada tarea. Si es posible, diseñen un horario para que dispongan de tiempo libre para jugar o entretenerse en otras actividades. Mira este ejemplo. Puedes descargar la plantilla de horario que propone Orientación Adújar, un sitio web español.
  2. Pídele que lean las instrucciones de cada actividad y que las explique con sus palabras. Así podrás verificar si comprendió la tarea que se le ha encomendado.
  3. Recurre a internet sólo si es necesario. Ayúdale a determinar con exactitud la información que se requiere. De esta manera, podrá luego sintetizar las ideas y objetivos propuestos.
  4. Evita perder tiempo buscando información en Google y recurre directamente a los buscadores webs que son propios de los portales educativos-ayudatareas. ¿Los conoces?

Portales educativos (puedes hacer clic sobre los nombres para ir hasta su sitio web):

5. Una vez que encuentren lo que buscan, lean en voz alta la información que han recopilado y motívalos a redactar con sus palabras la tarea encomendada.

6. Al redactar la actividad propuesta, procura que tenga un sello propio de cada hijo(a).

7. Para terminar, pídele revisar si los objetivos propuestos se han cumplido y la información obtenida desde internet está bien adecuada.

8. Verifiquen juntos la fuente bibliográfica desde donde se tomó la información anotando al final de la tarea:

Apellido, A., Apellido, B., y Apellido, C. (DD de MES de AÑO). Título de la página web. Nombre de la página. https://url.com

El aprender a citar la fuente bibliográfica desde donde se tomó información para una tarea escolar, enseña a los niños, niñas y adolescentes a respetar los derechos de autor y permite poder volver al sitio web para nuevas consultas.

Durante julio y agosto, estaremos haciendo talleres online para profesores y directivos sobre cómo diseñar clases online, cómo armar presentaciones efectivas para clases activas, convivencia digital y mucho más. Puedes compartir el siguiente link a algún profesor o profesora que pueda estar interesado(a).

¡A encender las pantallas que partimos ya la clase!: ¿Cómo motivamos la participación online?

“Profe, disculpe que no prenda la cámara en su clase, pero me daría lata que alguien del curso me tomara una foto y lo hiciera sticker. Ando cansada y sin ganas de estudiar. No es nada contra usted, pero me siento mal tan encerrada…”

Se ha vuelto rutina ver profesores haciendo videoclases en medio de un panel de pantallas apagadas. Esta escena está lejos de ser una experiencia de aprendizaje efectiva y participativa.

¿Cómo motivarlos a participar en las clases online?

Sabemos que sin emociones, no habrá aprendizaje. El cerebro valora más las experiencias que se viven asociadas a emociones positivas. Por esta razón, el aprender con amigos, en un ambiente colaborativo, activo y desafiante ofrece experiencias de aprendizaje más enriquecedoras. Cuando la interacción es escasa, y somos espectadores del discurso de un docente, es probable que el aprendizaje sea más limitado. Para motivar a los estudiantes a participar en las videoclases, compartir sus experiencias y ser parte activa del grupo, debemos promover un ambiente de confianza y contención emocional.

No es algo inmediato ni sencillo. En la medida que los profesores cuenten con las habilidades socioemocionales y las competencias digitales mínimas requeridas, podrán promover un ambiente virtual cercano, amable y acogedor con sus estudiantes.

Proponemos un plan de acción para lograr mayor participación de nuestros estudiantes y cambiar la dinámica de las clases online. Cada profesor puede adaptarlo de acuerdo a su realidad.

PLAN DE ACCIÓN PARA ENCENDER LAS CÁMARAS Y AUMENTAR LA PARTICIPACIÓN EN CLASES

  1. Conoce las herramientas digitales disponibles para las videoclases y busca los recursos que existen para convertir tus clases en espacios de aprendizaje activo y colaborativo. (conoce Genialy para hacer presentaciones interactivas o aprende a hacer grupos en ZOOM, o jamboard; la pizarra interactivas de Google).
  2. Establece un canal de comunicación fluido entre profesor y estudiantes, inicia las videoclases dando un espacio para conversar, compartir y saber cómo están todos los que están presentes. Pregunta por los estudiantes enfermos o “desconectados”.
  3. Organiza una sesión de curso para escuchar las razones por las cuales no encienden sus cámaras, o bien, no quieren participar. Comparte con ellos cómo te sientes como profesor(a) frente a todas las cámaras apagadas. Promueve un acercamiento también con la directiva de curso si es posible. Seguro tienen mucho que aportar.
  4. Promueve la construcción de los acuerdos de curso. Pueden construir un decálogo de buenas prácticas online para las clases. Invítalos a todos y pide ayuda a los alumnos más líderes que pueden entusiasmar a los demás.
  5. Conversa con los alumnos sobre cuáles son los objetivos de las clases y qué esperas de cada uno de ellos. Determina con claridad los comportamientos que se esperan de ellos, cuáles serán sancionados y porqué.
  6. Hazlos participar. Pregúntales a los alumnos cuáles son los temas que más les interesan y de qué manera les resulta mejor aprender. Puedes ofrecer alternativas de trabajos grupales, en pares o integrar dos cursos de un mismo nivel.
  7. Proponles una “marcha blanca” para empezar a hacer clases según los acuerdos alcanzados.
  8. Acuerda metas cercanas. Ten paciencia, en unas pocas semanas, los alumnos se irán sintiendo más acogidos y dispuestos a participar en las clases. Puede que avances lento, pero de seguro tu cercanía con ellos vale la pena.

Disfruta tus clases y comparte tus experiencias con otros profesores para ir aprendiendo entre todos. Puede que las tecnologías sean un poco ajenas para ti, pero sin duda, serán una ayuda, sólo debes darte un tiempo (que a su vez, siempre es escaso). 

Inscríbete ahora en este taller gratuito para encargados de Convivencia Escolar

¿Eres encargado de Convivencia Escolar? ¿Te has visto complicado en estos tiempos de cuarentena?

Este viernes 19 de junio, de 15 a 16 horas, te invitamos cordialmente a un taller gratuito con la directora de Fundación para la Convivencia Digital, Soledad Garcés, que tratará los desafíos que impone el mundo virtual a los encargados de Convivencia Escolar.

El taller se realizará a través de la plataforma Zoom y los cupos son limitados, por lo que te recomendamos ¡inscribirte aquí ahora mismo!

¿Cómo puedes mediar los grupos de Whatsapp en un contexto escolar?

El uso de grupos de Whatsapp puede ser de gran utilidad en tiempos de pandemia. Hay colegios que usan esta red social para enviar tareas en el caso de existir familias sin poder conectarse a internet o para organizar actividades de padres, profesores y alumnos en torno a temas propios de la comunidad escolar.

¿Es recomendable su uso o no? Claro que sí, pero debe justificarse de manera fundamentada.

Es necesario tener claridad para qué se pueden usar, en qué contexto y qué normas básicas se van a adherir sus integrantes.

Revisa los siguientes aspectos a la hora de decidir usar grupos de Whatsapp en contextos escolares en el artículo de Soledad Garcés, directora de nuestra institución, en su blog educativo. Para seguir leyendo este contenido, haz clic AQUÍ

¿Cómo crear el perfil de ciudadanía digital en los estudiantes?

Soledad Garcés, directora de nuestra institución, considera que la ciberética debe ser un eje central para modelar los comportamientos de cada miembro de una comunidad escolar. Revisa el siguiente video que entrega algunas ideas generales para crear el perfil de ciudadano digital responsable en niños y adolescentes. 

¿En tu colegio ya cuentan con un código de conducta online?

Un código de conducta online te ayudará a gestionar las clases online y el uso de plataformas educativas en tu colegio. El objetivo es que puedas promover espacios para que tus estudiantes aprendan más y tengan una mejor convivencia. Según la normativa interna de cada establecimiento su incumplimiento podría ser o no sancionado.

A continuación te proponemos 10 normativas. Modifícalas según la realidad de tus estudiantes. Una vez listo, compártelo a tu comunidad escolar.

 

Codigo de conducta online

Estimado alumno(a):

1

 

Usa siempre las contraseñas de tu cuenta para conectarte a las clases online o enviar tareas. Regístrate con tu nombre real sin usar información personal falsa o seudónimos que impidan identificarte. Usar una cuenta ajena sin autorización, podría involucrarte en una situación de usurpación de identidad.

 

2

 

Apaga siempre tu micrófono para que los ruidos de tu entorno no distraigan a tus compañeros. Si quieres pedir la palabra, avísale a tu profesor a través del chat o usando el ícono para levantar la mano.

 

3Asiste a tu clase online con buena disposición: Procura comer antes y cuida tu presentación personal. Intenta mantener una rutina similar a la que tenías cuando asistías al colegio. Asume un real compromiso para participar de las clases online. Para esto es importante ser respetuoso con tus compañeros y profesores. Esto implica:

          • Llegar a la hora a las videoclases.
          • Saludar respetuosamente.
          • Ser un integrante activo durante la videoclases.
          • NO tomar fotos o grabar partes de una sesión sin el consentimiento de los demás. Consideraremos tu asistencia sólo si podemos verte y oírte. Para esto, procura mantener activa tu cámara. En caso de no disponer de audio y video, da aviso a tu profesor(a) para que registre la asistencia de igual manera.

4

 

Pregunta si tienes dudas: En caso de no comprender o tener preguntas para el profesor, pide la palabra dejando tu nombre en el chat o haciendo click en el icono para pedir la palabra. Evita interrumpir cuando otros estén hablando, para que la clase siga su curso.

 

5

 

Mantén una actitud respetuosa: Considera que para los demás, concentrarse a través de las clases online puede ser más difícil que cuando vas al colegio. Asume entonces, una actitud proactiva y colaborativa para que la clase sea eficiente y significativa.

6

 

 

Participa activamente en las actividades de aprendizaje: Interviene en las videollamadas, foros o chats. Tu aporte es vital para generar vínculos con los demás alumnos de la clase.

7

Respeta los derechos de autor de cada uno de los materiales y recursos educativos disponibles tanto en el programa como en el curso. Cuando tomes ideas de otras personas que encuentres en internet, referencia su fuente bibliográfica. No te quedes con ideas de otros. Copiar tareas de otros es un plagio, es falta grave e incluso puede ser un delito.

8

 

 

Sé honesto(a): Responde tus evaluaciones siendo consciente que el resultado será fruto de tu esfuerzo. No te mientas a ti mismo ni a los demás.

9

 

Conserva una actitud ética: Evita los comentarios que puedan resultar ofensivos o injuriosos, promoviendo relaciones respetuosas al interior de la comunidad virtual.

 

 

10Respeta el tiempo de descanso: Comunícate con tu profesor y compañeros en horario hábil (entre las 8:30 y las 18:30 horas) dándoles tiempo para que te respondan. Evita usar otros canales de comunicación que los establecidos para que así, puedan responderte adecuadamente.

 

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?