fbpx

5 consejos para volver a clases híbridas o remotas con éxito

Seguro para ti el 2020 fue un año para olvidar. Enfrentamos el desafío de hacer clases en línea, lo que no fue fácil. Este 2021, con “clases híbridas, remotas o semipresenciales”, sin duda lo haremos mejor. El formato no nos intimidará, te compartimos 5 simples consejos que aprendimos durante la pandemia, ante cualquiera de las diferentes modalidades de clases que debamos enfrentarnos.

  1. Organiza microevaluaciones: cuando haces clases en línea, pierdes el contacto real con tus estudiantes y se hace complejo hacer pruebas o actividades con nota. El fantasma de la “copia” está siempre presente y tampoco tiene mucho sentido empezar a evaluar cuánto han memorizado. Es mejor evaluar cuánto han aprendido y qué habilidades han desarrollado. Te recomendamos reemplazar las pruebas de 20 preguntas al semestre, por evaluaciones periódicas (incluso semanales) de 2 o 3 preguntas para ir midiendo los avances del grupo. Prueba con preguntas aplicadas, de reflexión y que midan el nivel de dominio adquirido. ¿Qué herramienta usar? Sin duda, formularios de Google para pruebas en línea o las bitácoras diseñadas en Googledocs. 

  2. Haz preguntas dirigidas: en ocasiones, solemos hacer preguntas en clase que reiteradamente responden los alumnos más sobresalientes. Una buena forma de motivar la participación y monitorear al grupo es haciendo preguntas dirigidas. Este tipo de preguntas se responden con una reflexión o idea desarrollada, evitando un SI o NO por respuesta. A su vez, son dirigidas a cada estudiante, logrando que participen todos, no solo los más aventajados. ¿Dónde puedes tomar ideas para hacer buenas preguntas? En este documento de la Critical Thinking Fondation

  3. Instrucciones muy claras: dado a que tienes poco contacto con los estudiantes, las instrucciones de cada actividad deben ser muy precisas. De manera que se entienda de una vez, y evites recibir un tsunami de correos o chats de consultas. Aclara siempre: objetivos de cada actividad, fecha de entrega, forma de entrega, ejemplo de cómo debe quedar. Además, da a conocer los criterios de evaluación para que cada estudiante sepa cómo será evaluado. Organiza la actividad en pasos, etapas o entregas parciales de manera que su cumplimiento, no te agobie a ti ni a tus estudiantes.

  4. Promueve la cultura del error: enseña a tus estudiantes que de cada error se aprende muchísimo y que vale la pena equivocarse. Esto requiere de un fuerte trabajo orientado al buen trato, al respeto y fomentar la participación de todo el grupo. Planifica las preguntas que harás en clases y considera los errores más comunes que has recogido en tu experiencia, para incorporarlos dentro de la planificación y abordarlos en la clase misma. 

  5. Termina la clase con un ticket de salida: este instrumento de evaluación, consta de 2 o 3 preguntas simples que cada estudiante debe responder al terminar la clase. Pueden ser preguntas que se plantean al inicio y se desarrollan en la clase misma, o bien, preguntas que permiten darnos cuenta si los estudiantes han logrado los objetivos propuestos. El análisis de sus respuestas, te permite ajustar los objetivos de la clase que viene. 

Estas técnicas las aplico en mis clases en línea y las tomé hace algunos años, de un gran investigador americano, Doug Lemov, que junto con un grupo de investigadores, han observado las prácticas pedagógicas de más de 2.500 profesores y profesoras efectivos en Estados Unidos. Pueden aprender más en el libro Enseña como un maestro 2.0 o Enseña a distancia.

Organiza tus clases híbridas con estas técnicas que te ayudarán a mejorar la experiencia de aprendizaje en línea, y sobre todo, te permitirán lograr mejor tus objetivos. Todas ellas las aprenderemos en mayor profundidad en los talleres en línea para profesores que están disponibles en nuestra página web.


A ver si te entusiasmas a aplicar estos consejos ¡Cuéntanos en Instagram cómo ha sido tu experiencia!

Las 5 claves para que tus clases en línea sean exitosas

De seguro ya a esta altura imaginarás que para el 2021 se nos viene algo similar al 2020. Eso si, ya tenemos experiencia ganada y tendremos unas anheladas vacaciones de verano de por medio, que nos permitirán recargar energías y consolidar lo aprendido este año tan particular. 

Después de haber capacitado a más de 4 mil docentes, queremos compartirte los 5 errores más comunes que tienden a frustrar los logros en las clases remotas. 

1. EXPECTATIVAS:

Esperar que las clases virtuales tengan el mismo resultado que las presenciales es el primer gran error. Replicar una jornada escolar virtual no tiene sentido ya que la máxima en el aprendizaje en línea será “menos es más” y el mandato a los alumnos es “asume tu protagonismo” como estudiante. Hay que ajustar las expectativas y abrirse a buscar alternativas para enseñar promoviendo el aprendizaje activo.

2. CANALES DE COMUNICACIÓN:

En ocasiones hacemos intentos de comunicarnos con estudiantes y sus familias usando demasiados canales: el aula virtual, el chat, el e-mail, la web o las redes sociales. Establecer un canal de comunicación único y expedito con los alumnos y sus familias es clave para que que los mensajes que enviamos lleguen a tiempo y sean bien recibidos. Acostumbra a tu comunidad a recibir la información académica a través de canales exclusivos para ese fin (aula virtual y e-mail) y las noticias a través de la web, boletines o redes sociales. El chat y los foros los puedes usar para conversaciones informales o tutorías de apoyo.

3. SELECCIÓN DE CONTENIDOS

El aprendizaje en línea toma un tiempo de adaptación y su efecto será más lento y menos efectivo en sus primeras etapas. El contexto digital resta la posibilidad de percibir a partir de los sentidos, y eso hace que la experiencia sea menos efectiva. Seleccionar los contenidos más relevantes y acotar sus objetivos de aprendizaje será clave para lograr el compromiso de los y las estudiantes. Busca la manera de lograr que tus estudiantes puedan participar de tu clase para que logren potenciar su experiencia de aprendizaje.

4. SINCRÓNICO O ASINCRÓNICO:

Sobrecargar las redes y el trabajo docente no tiene sentido. Podemos hacer videoclases cortas y luego proponer actividades individuales o grupales a través de herramientas colaborativas como Google Docs. Guarda tiempo para darle feedback a tus alumnos y para conversar con ellos.

5. QUE PRIME LA HUMANIDAD

El exceso de reglas y normas, “para todos por igual”, sólo trae dificultades y malos resultados. En tiempos de pandemia, cada familia vive una realidad diferente y podemos aprovechar esta instancia educativa para promover el compañerismo, centrarnos en la retroalimentación y fortalecer la comunidad de curso.

Si te animas a ser un profesor pro, revisa el curso de metodologías activas para la enseñanza remota. 


¿Te sirvió esta publicación? ¡Cuéntanos en Instagram tu experiencia con las clases online!

5 ideas para usar el chat con niños, niñas y adolescentes

Para lograr que el chat de tu clase online sea una herramienta efectiva con tus estudiantes, te recomendamos poner reglas de comportamiento digital claras, objetivas y observables. Es importante prevenir el mal uso y los riesgos que la comunicación digital implica, y a su vez, explicarles los fundamentos de cada norma establecida.

Tómate un tiempo para mostrarles el estándar de comportamiento que se espera del grupo. Para esto, usa ejemplos y determina una “marcha blanca” inicial para modelar las conductas esperadas.

¿Para qué usamos el chat?

  • Para dejar constancia: Es nuestro espacio para reforzar ideas planteadas por voz que no queremos que se confundan u olviden. Por ejemplo, instrucciones puntuales para una tarea; un recordatorio de las páginas a leer; las indicaciones para el cierre de la actividad; u otra indicación breve.
  • Para compartir información concreta: Los chat no son espacios para reflexionar. Su objetivo es ofrecer una alternativa de intercambio de información puntual. Debemos evitar a toda costa que se utilice para discusiones.
Previene el mal uso de los chat en tus clases online.

Las 5 claves de un buen chat

1.Una idea a la vez: Permite que tus estudiantes puedan comentar a través del chat sin que se haga un desorden de ideas. Intenta no perder el hilo, respondiendo una idea a la vez.

2. Ortografía impecable: Incentiva la redacción y ortografía de tus alumnos y alumnas. Puedes destacarlos y premiar a quienes se esfuercen por escribir correctamente.

3. Breve, preciso y conciso: Si pides respuestas, haz preguntas claras. Si vas a hacer una consulta en el chat, intenta que ésta sea precisa y no exijas una respuesta larga. Por ejemplo, Si preguntas: ¿A qué hora hacemos un descanso? Tendrás tantas alternativas de horarios como participantes que tienes en la clase. Sin embargo, si preguntas: ¿Les parece descansar un rato entre 10.30 y 11.00 horas?, las respuestas serán “sí” o “no” y podrás evaluarlo de manera fácil.

4. Reglas claras: Si tus estudiantes tienen poca experiencia en el mundo virtual, haz un ejercicio con ellos para enseñarles a chatear. Enséñales a saludar, a ser breves, a escribir con amabilidad y rigor. Fomenta los límites y el respeto hacia los demás. Deja claro que las conversaciones entre dos no se comentan en el chat de la clase. Muéstrales la importancia que tiene ser formales en la expresión de sus ideas para evitar malos entendidos.

5. Y por último, un poco de “ingratitud”: Deja claro que cuando ofrezcas algo o te despidas, no necesitan agradecerte o despedirte todos a la vez.

Planifica una clase online memorable

Cuando ibas al colegio: ¿Qué profesor o profesora recuerdas aún por la calidad de sus clases? ¿Tienes en tu memoria alguna clase que marcó tu aprendizaje? Hoy el desafío consiste en enamorar a los estudiantes con un estilo memorable. ¿Cómo puedes hacerlo? Descarga la Guía para profesores: 10 claves para tu próxima presentación en línea.

10 Claves para tu próxima presentación en línea

Aprovecha y convierte tus clases en experiencias inolvidables para tus alumnos. Este viernes 7 de agosto, tendremos el Taller online: Presentaciones efectivas para clases activas, via Zoom, de 16:30 a 18:00 hrs.

8 claves para hacer tareas escolares con tus hijos sin usar Google

Soledad Garcés, directora de nuestra institución, Fundación para la Convivencia Digital, escribió este artículo para orientar a los padres y familias que hoy acompañan a sus hijos en las tareas escolares:

Desde hace algunos meses, pareciera que los padres y madres volvimos al colegio. Ahora más que nunca, podemos generar un espacio donde los niños y adolescentes tengan la posibilidad de aprender a usar internet de manera eficiente y segura; siempre bajo la supervisión de los adultos. 

Si las tareas escolares de tus hijos e hijas requieren información en internet, sigue estos consejos para que navegues en la web como un experto y no naufragues en Google:

  1. Organiza junto a tu hijo(a) el tiempo que van a dedicar en las tareas escolares. Distribuyan juntos el tiempo; partiendo por las tareas más complejas y dejen para el final las más sencillas. Luego, definan un tiempo acotado para hacer cada tarea. Si es posible, diseñen un horario para que dispongan de tiempo libre para jugar o entretenerse en otras actividades. Mira este ejemplo. Puedes descargar la plantilla de horario que propone Orientación Adújar, un sitio web español.
  2. Pídele que lean las instrucciones de cada actividad y que las explique con sus palabras. Así podrás verificar si comprendió la tarea que se le ha encomendado.
  3. Recurre a internet sólo si es necesario. Ayúdale a determinar con exactitud la información que se requiere. De esta manera, podrá luego sintetizar las ideas y objetivos propuestos.
  4. Evita perder tiempo buscando información en Google y recurre directamente a los buscadores webs que son propios de los portales educativos-ayudatareas. ¿Los conoces?

Portales educativos (puedes hacer clic sobre los nombres para ir hasta su sitio web):

5. Una vez que encuentren lo que buscan, lean en voz alta la información que han recopilado y motívalos a redactar con sus palabras la tarea encomendada.

6. Al redactar la actividad propuesta, procura que tenga un sello propio de cada hijo(a).

7. Para terminar, pídele revisar si los objetivos propuestos se han cumplido y la información obtenida desde internet está bien adecuada.

8. Verifiquen juntos la fuente bibliográfica desde donde se tomó la información anotando al final de la tarea:

Apellido, A., Apellido, B., y Apellido, C. (DD de MES de AÑO). Título de la página web. Nombre de la página. https://url.com

El aprender a citar la fuente bibliográfica desde donde se tomó información para una tarea escolar, enseña a los niños, niñas y adolescentes a respetar los derechos de autor y permite poder volver al sitio web para nuevas consultas.

Durante julio y agosto, estaremos haciendo talleres online para profesores y directivos sobre cómo diseñar clases online, cómo armar presentaciones efectivas para clases activas, convivencia digital y mucho más. Puedes compartir el siguiente link a algún profesor o profesora que pueda estar interesado(a).

¡A encender las pantallas que partimos ya la clase!: ¿Cómo motivamos la participación online?

“Profe, disculpe que no prenda la cámara en su clase, pero me daría lata que alguien del curso me tomara una foto y lo hiciera sticker. Ando cansada y sin ganas de estudiar. No es nada contra usted, pero me siento mal tan encerrada…”

Se ha vuelto rutina ver profesores haciendo videoclases en medio de un panel de pantallas apagadas. Esta escena está lejos de ser una experiencia de aprendizaje efectiva y participativa.

¿Cómo motivarlos a participar en las clases online?

Sabemos que sin emociones, no habrá aprendizaje. El cerebro valora más las experiencias que se viven asociadas a emociones positivas. Por esta razón, el aprender con amigos, en un ambiente colaborativo, activo y desafiante ofrece experiencias de aprendizaje más enriquecedoras. Cuando la interacción es escasa, y somos espectadores del discurso de un docente, es probable que el aprendizaje sea más limitado. Para motivar a los estudiantes a participar en las videoclases, compartir sus experiencias y ser parte activa del grupo, debemos promover un ambiente de confianza y contención emocional.

No es algo inmediato ni sencillo. En la medida que los profesores cuenten con las habilidades socioemocionales y las competencias digitales mínimas requeridas, podrán promover un ambiente virtual cercano, amable y acogedor con sus estudiantes.

Proponemos un plan de acción para lograr mayor participación de nuestros estudiantes y cambiar la dinámica de las clases online. Cada profesor puede adaptarlo de acuerdo a su realidad.

PLAN DE ACCIÓN PARA ENCENDER LAS CÁMARAS Y AUMENTAR LA PARTICIPACIÓN EN CLASES

  1. Conoce las herramientas digitales disponibles para las videoclases y busca los recursos que existen para convertir tus clases en espacios de aprendizaje activo y colaborativo. (conoce Genialy para hacer presentaciones interactivas o aprende a hacer grupos en ZOOM, o jamboard; la pizarra interactivas de Google).
  2. Establece un canal de comunicación fluido entre profesor y estudiantes, inicia las videoclases dando un espacio para conversar, compartir y saber cómo están todos los que están presentes. Pregunta por los estudiantes enfermos o “desconectados”.
  3. Organiza una sesión de curso para escuchar las razones por las cuales no encienden sus cámaras, o bien, no quieren participar. Comparte con ellos cómo te sientes como profesor(a) frente a todas las cámaras apagadas. Promueve un acercamiento también con la directiva de curso si es posible. Seguro tienen mucho que aportar.
  4. Promueve la construcción de los acuerdos de curso. Pueden construir un decálogo de buenas prácticas online para las clases. Invítalos a todos y pide ayuda a los alumnos más líderes que pueden entusiasmar a los demás.
  5. Conversa con los alumnos sobre cuáles son los objetivos de las clases y qué esperas de cada uno de ellos. Determina con claridad los comportamientos que se esperan de ellos, cuáles serán sancionados y porqué.
  6. Hazlos participar. Pregúntales a los alumnos cuáles son los temas que más les interesan y de qué manera les resulta mejor aprender. Puedes ofrecer alternativas de trabajos grupales, en pares o integrar dos cursos de un mismo nivel.
  7. Proponles una “marcha blanca” para empezar a hacer clases según los acuerdos alcanzados.
  8. Acuerda metas cercanas. Ten paciencia, en unas pocas semanas, los alumnos se irán sintiendo más acogidos y dispuestos a participar en las clases. Puede que avances lento, pero de seguro tu cercanía con ellos vale la pena.

Disfruta tus clases y comparte tus experiencias con otros profesores para ir aprendiendo entre todos. Puede que las tecnologías sean un poco ajenas para ti, pero sin duda, serán una ayuda, sólo debes darte un tiempo (que a su vez, siempre es escaso). 

¿Cómo puedes mediar los grupos de Whatsapp en un contexto escolar?

El uso de grupos de Whatsapp puede ser de gran utilidad en tiempos de pandemia. Hay colegios que usan esta red social para enviar tareas en el caso de existir familias sin poder conectarse a internet o para organizar actividades de padres, profesores y alumnos en torno a temas propios de la comunidad escolar.

¿Es recomendable su uso o no? Claro que sí, pero debe justificarse de manera fundamentada.

Es necesario tener claridad para qué se pueden usar, en qué contexto y qué normas básicas se van a adherir sus integrantes.

Revisa los siguientes aspectos a la hora de decidir usar grupos de Whatsapp en contextos escolares en el artículo de Soledad Garcés, directora de nuestra institución, en su blog educativo. Para seguir leyendo este contenido, haz clic AQUÍ

¿Cómo crear el perfil de ciudadanía digital en los estudiantes?

Soledad Garcés, directora de nuestra institución, considera que la ciberética debe ser un eje central para modelar los comportamientos de cada miembro de una comunidad escolar. Revisa el siguiente video que entrega algunas ideas generales para crear el perfil de ciudadano digital responsable en niños y adolescentes. 

¿En tu colegio ya cuentan con un código de conducta online?

Un código de conducta online te ayudará a gestionar las clases online y el uso de plataformas educativas en tu colegio. El objetivo es que puedas promover espacios para que tus estudiantes aprendan más y tengan una mejor convivencia. Según la normativa interna de cada establecimiento su incumplimiento podría ser o no sancionado.

A continuación te proponemos 10 normativas. Modifícalas según la realidad de tus estudiantes. Una vez listo, compártelo a tu comunidad escolar.

 

Codigo de conducta online

Estimado alumno(a):

1

 

Usa siempre las contraseñas de tu cuenta para conectarte a las clases online o enviar tareas. Regístrate con tu nombre real sin usar información personal falsa o seudónimos que impidan identificarte. Usar una cuenta ajena sin autorización, podría involucrarte en una situación de usurpación de identidad.

 

2

 

Apaga siempre tu micrófono para que los ruidos de tu entorno no distraigan a tus compañeros. Si quieres pedir la palabra, avísale a tu profesor a través del chat o usando el ícono para levantar la mano.

 

3Asiste a tu clase online con buena disposición: Procura comer antes y cuida tu presentación personal. Intenta mantener una rutina similar a la que tenías cuando asistías al colegio. Asume un real compromiso para participar de las clases online. Para esto es importante ser respetuoso con tus compañeros y profesores. Esto implica:

          • Llegar a la hora a las videoclases.
          • Saludar respetuosamente.
          • Ser un integrante activo durante la videoclases.
          • NO tomar fotos o grabar partes de una sesión sin el consentimiento de los demás. Consideraremos tu asistencia sólo si podemos verte y oírte. Para esto, procura mantener activa tu cámara. En caso de no disponer de audio y video, da aviso a tu profesor(a) para que registre la asistencia de igual manera.

4

 

Pregunta si tienes dudas: En caso de no comprender o tener preguntas para el profesor, pide la palabra dejando tu nombre en el chat o haciendo click en el icono para pedir la palabra. Evita interrumpir cuando otros estén hablando, para que la clase siga su curso.

 

5

 

Mantén una actitud respetuosa: Considera que para los demás, concentrarse a través de las clases online puede ser más difícil que cuando vas al colegio. Asume entonces, una actitud proactiva y colaborativa para que la clase sea eficiente y significativa.

6

 

 

Participa activamente en las actividades de aprendizaje: Interviene en las videollamadas, foros o chats. Tu aporte es vital para generar vínculos con los demás alumnos de la clase.

7

Respeta los derechos de autor de cada uno de los materiales y recursos educativos disponibles tanto en el programa como en el curso. Cuando tomes ideas de otras personas que encuentres en internet, referencia su fuente bibliográfica. No te quedes con ideas de otros. Copiar tareas de otros es un plagio, es falta grave e incluso puede ser un delito.

8

 

 

Sé honesto(a): Responde tus evaluaciones siendo consciente que el resultado será fruto de tu esfuerzo. No te mientas a ti mismo ni a los demás.

9

 

Conserva una actitud ética: Evita los comentarios que puedan resultar ofensivos o injuriosos, promoviendo relaciones respetuosas al interior de la comunidad virtual.

 

 

10Respeta el tiempo de descanso: Comunícate con tu profesor y compañeros en horario hábil (entre las 8:30 y las 18:30 horas) dándoles tiempo para que te respondan. Evita usar otros canales de comunicación que los establecidos para que así, puedan responderte adecuadamente.

 

¿Cómo podemos educar a niños y adolescentes en medio de una pandemia?

Para formar a los estudiantes, ya sea en forma online y presencial, se necesitan espacios de vinculación, que permitan el trabajo colaborativo y las experiencias prácticas, abstractas, concretas y reflexivas. En un mundo sobreestimulado por las pantallas, se requiere una alta motivación, lo que sin duda, es un todo un desafío.

 

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?