Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Contrato para el uso de teléfonos celulares

NO TE PIERDAS LA GUÍA DESCARGABLE

Los teléfonos móviles se han vuelto indispensables para nuestros hijos e hijas, porque se han convertido en un espacio donde interactúan y conectan con sus amistades. 

Pero también sabemos que no son espacios seguros. Por eso es esencial que padres y madres se capaciten para enseñar en el buen uso de las pantallas a sus hijos e hijas y, para ser conscientes de lo positivo y negativo de su uso.

Como no queremos que nuestros hijos(as), sean víctimas de violencia digital o que sean ellos los que ejerzan algún tipo de ciberacoso, es vital pensar en familia las reglas básicas para el buen uso de sus teléfonos móviles. Para avanzar, les compartimos este “Contrato para el buen uso de teléfonos celulares” que pueden firmar ustedes y sus hijos(as). Lo ideal, es que el contenido lo adaptes a tu realidad familiar.

“Contrato para el buen uso de teléfonos celulares” 

Querido hijo(a):

Como padres somos conscientes que el uso de tecnologías exige responsabilidad, cuidado, respeto y conocimientos básicos. Por lo mismo, queremos ayudarte a darle un buen uso a tu teléfono, compartiendo contigo una serie de normas básicas de uso. Estas normas, que revisaremos juntos en familia, te ayudará no solo a darle un buen uso al teléfono, sino que te permitirá aprender a desarrollar tu voluntad y responsabilidad:

  • Puedes usar el celular en todos los espacios comunes de la casa. Pero no te lo lleves al dormitorio, es necesario que ese sea tu espacio para un buen descanso.
  • El teléfono es propiedad de tus padres y puedes usarlo prestado mientras cumplas con su buen uso y no descuides tus responsabilidades en casa y en el colegio. Este será de tu propiedad cuando puedas pagarte uno por ti mismo.
  • Siempre debemos saber tu contraseña de acceso y podemos pedirlo en cualquier momento. Confiamos que no habrán contenidos inadecuados o que falten el respeto a otras personas o a ti mismo(a).
  • Nunca dejes de atender una llamada de tu papá o mamá.
  • Cuando te llamen siempre saluda educadamente y no olvides despedirte de quien está al otro lado de la llamada.
  • Apaga el teléfono en las noches. Deja espacios de desconexión para conversar, descansar, leer y entretenerse de otras maneras.
  • El celular no va al colegio a menos que sea justificado. Aprovecha a tus amigos(as) en persona, conversa, juega y aprende a compartir buenos momentos.
  • El responsable de este aparato eres tú, si se rompe, tú lo pagas. Esto te ayudará a poner atención en cómo lo usas.
  • Si ves en tus redes sociales que ofenden a otra persona, no participes de los descalificativos y trata de promover el buen trato. Privilegia ser una buena persona en todo momento.
  • Regúlate a ti mismo(a). Piensa en las consecuencias que tienen tus palabras en la vida de otra personas y en la tuya. No seas esclavo(a) de tus actos.
  • Evita la pornografía y contenidos violentos. Sabes no aportan nada en tu desarrollo.
  • Cuando vayas a un lugar público (como un teatro) silencia tu celular. Evita alterar los ambientes donde estés con sonidos que pueda molestar.
  • Piensa antes de tomarte fotos íntimas. Debes saber que nunca podrás borrar estas fotos de internet y desde que salen de tu teléfono pierdes el control sobre ellas.
  • No pierdas el tiempo en decenas de selfies y fotos sin sentido. Ocupa tu tiempo en tomar fotos y videos que sean un buen recuerdo.
  • Preocúpate de que tus amigos(as) salgan bien en cada foto que publiques. La identidad digital de tus amigos también es responsabilidad tuya. Cuida la imagen de ellos, como la tuya misma.
  • Aprende a vivir sin celular. No te aferres a él, de manera que si un día lo olvidas o lo dejas en casa, estés tranquilo y sin ansiedad. El teléfono no es la prolongación de tu cuerpo, sino que está para tu servicio y no tú al servicio del celular.
  • Recuerda que nada es gratis en internet. Revisa bien las condiciones de uso y términos de contrato de cada aplicación que descargues.
  • Evita jugar en línea con personas desconocidas. Puedes exponerte a contactarte con personas malintencionadas.
  • Planeas ratos libres sin celular para disfrutar con tus amigos y familia y vivir nuevas experiencias desconectado.
  • No tengas miedo a equivocarte. Si te metes en algún problema, nos sentaremos a conversar, replanteemos alguna de las reglas que acabamos de escribir. Tratemos de que el uso de tu teléfono sea una oportunidad de aprendizaje para todos.
  • Intenta ser un buen ejemplo para tus hermanos y corrígenos a nosotros si nos equivocamos para aprender a ser un buen ejemplo para ti.

Padres y madres, es importante pensar primero en sus normas familiares antes de entregar tecnologías y pantallas a sus hijos. En el proceso de tener una familia con una relación sana y responsable con las pantallas, es importante que los padres y madres también aprendan y se capaciten sobre este tema.

Para quienes tengan hijos(as) más pequeños, les dejamos este material descargable, que invita a hacer una reflexión en familia, para saber si tus hijos e hijas están preparados para tener un aparato móvil.

Completa los datos y recibirás un PDF con la guía.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.
Facebook
Twitter
WhatsApp
Comparte este artículo a un click en tus redes sociales

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.

¡Recibimos tus datos!

Te llegará un correo de confirmación.
Si no lo encuentras, por favor revisa la carpeta SPAM de tu correo.