NOTICIAS

¿Estás pensando en regalar un teléfono móvil a tu hijo para esta Navidad?

Todos los años antes de Navidad, podemos pasar varias horas pensando en qué regalos harán felices a nuestros hijos. Probablemente, siempre pensamos en regalos “con sentido” que nos ayuden a tener más presente los valores que nos representan como familia.

Nosotros entendemos que, al momento de hacer un regalo de Navidad, buscan hacer felices a sus hijos. Sin embargo, cuando regalas un teléfono celular, no todos los padres tienen real conciencia que le (se) están regalando un problema.

La mayoría de niños y niñas, antes de los 12 años no han recibido la formación necesaria para gestionar su identidad digital a través de un teléfono celular con acceso a internet o bien, no conocen los peligros reales de la web a los que se van a enfrentar.

Si quieres ser un padre o madre responsable y formador, aconsejamos que antes de entregarles un teléfono móvil a tus hijos, primero conversen en familia algunos temas que permitirán que este regalo, tan esperado, sea un aporte y no un generador de problemas. 

No son pocos los padres que creyeron que regalaron un aparato a sus hijos para comunicarse con ellos. Pero la realidad es que la comunicación se vuelve aún más escasa. Otros creyeron que el móvil les permitiría compartir experiencias de vida con sus hijos, pero en realidad, se alejaron de ellos y de los amigos de verdad, mientras que se acercaron a sus nuevos “amigos virtuales”.

Descarga la guía: “Acuerdo padres e hijos para el uso de teléfonos celulares”

Imprímela para que en familia lo llenen y lo firmen.

Completa tus datos y recibe la guía en tu correo

¿Eres apoderado?
Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.

Para convertir el teléfono celular en un regalo inolvidable, les recomiendo pensar en las reglas básicas de uso y comportamiento que deberán cumplir sus hijos. para convertir este aparato en un aporte y no en un problema. Les dejo un ejemplo de contrato para que puedan firmarlo con sus hijos y así, vuelvan este importante paso para sus hijos, en una oportunidad de crecimiento y aprendizaje.

Estas normas de uso, ayudará a que sus hijos no solo le den un buen uso al teléfono celular, sino que también aprenderá a desarrollar su voluntad y responsabilidad:

  • Todos los lugares comunes del hogar son permitidos para el uso del celular, menos el dormitorio.

  • El teléfono es de propiedad de tus padres y puedes usarlo prestado mientras cumplas con su buen uso y no descuides tus responsabilidades en casa, como en el colegio. Pasará a ser de tu propiedad el día que puedas pagarlo por ti mismo.

  • Tus padres deben saber tu contraseña de acceso y pueden pedirlo en cualquier momento. No se podrá encontrar contenidos inadecuados o faltas de respeto a otras personas.

  • Cuando te llamen, saluda educadamente y no olvides despedirte de quien está al otro lado de la llamada al momento de cortar. Siempre atender las llamadas de papá o mamá.

  • Lo días de clases, el teléfono se queda en casa, a menos que se determine lo contrario en acuerdo contigo para eventos especiales. En las noches, el teléfono quedará en manos de tus padres y apagado. 

  • Durante la semana, establecer espacios para la desconexión del teléfono, para conversar, descansar, leer, y entretenerte de otras maneras.

  • Aprovecha, conversa y comparte con tus amigos en persona. Recuerda conversar o compartir en personas los temas y momentos importantes. Deja las redes sociales para coordinar actividades y compartir fotos.

  • Si se rompe el teléfono, tú lo pagas. El responsable de este aparato eres tú. Esto te ayudará a poner atención donde lo dejas y como lo usas.

  • Los teléfonos celulares no son para ofender a otros o para hacer cosas que no harías en la vida real. No olvides ser respetuoso y educado.

  • Si en los grupos de redes que participes en tu celular, ves que ofenden a otra persona, promueve el buen trato y no participes de los descalificativos. 

  • Nunca mandes un email o mensaje con contenido que no darías en presencia de adultos o amigos. Piensa en las consecuencias de tus palabras en la vida de otros y en la tuya. No te vuelvas esclavo de tus propios actos.

  • En Internet busca solo información que podrías leer y revisar con tus padres. Evita la pornografía y contenidos violentos que no aportan nada en tu desarrollo. Si tienes dudas, pregúntales a tus padres y te explicarán lo que quieres saber.

  • Cuando vayas a un lugar público silencia tu celular y evita alterar los ambientes donde estés, con ringtones o música que a otros pueda molestar.

  • No te fotografíes tus partes íntimas ni en broma. Tampoco recibas fotos provocativas de otras personas. Sé que cuando leas este punto, te vas a reír, pero es importante que sepas que esto siempre será una mala idea, ya que nunca podrás borrar estas fotos de internet y te perseguirán el resto de tu vida. Te avergonzarán e incomodarán incluso cuando seas adulto. La pornografía nos hace creer que el cuerpo humano es un objeto de placer y comercial, lo que no es así. Además, produce alteraciones en tu cerebro que podría gatillar una adicción.

  • Evita perder el tiempo en “selfies” y fotos sin sentido. Ocupa tu tiempo en tomar fotos y videos que te sirvan de recuerdos de lindos momentos y preocúpate que todos tus amigos y amigas salgan bien en cada foto que publiques. Cuida la imagen de ellos, como la tuya misma.

  • Aprende a vivir sin celular, NO te aferres a él. Si un día lo olvidas o lo dejas en casa, puedes estar tranquilo y no tendrás ansiedad. El teléfono no es la prolongación de tu cuerpo, sino que una herramienta a tu servicio y no tu al servicio del celular.

  • Descarga juegos que te desafíen mentalmente como algunos de estrategia, roles o de lógica. No te quedes solo con los juegos de moda.

  • Recuerda que nada es gratis en internet, revisa bien las condiciones de uso y términos de contrato de cada aplicación que descargues.

  • Evita jugar en línea con personas desconocidas. Puedes exponerte a contactarte con personas malintencionadas.

  • Planeas ratos libres sin celular, para que disfrutes la naturaleza, a tus amigos, familia y conozcas las flores y naturaleza que hay en tu jardín.

  • No tengas miedo a equivocarte. Si te metes en algún problema, nos sentaremos a conversar, podemos replantear alguna de las reglas que acabamos de escribir y te daremos otra oportunidad. Queremos que el uso de tu teléfono sea una oportunidad de aprendizaje para todos.

  • Intenta ser un buen ejemplo para tus hermanos, y corrígenos a nosotros si nos equivocamos para aprender a ser un buen ejemplo para ustedes.

Te invitamos a conocer nuestros diplomados:

¡Recibimos tus datos!

Te llegará un correo de confirmación.
Si no lo encuentras, por favor revisa la carpeta SPAM de tu correo.
Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?