Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Efectos positivos al limitar el uso de redes sociales en adolescentes

Investigadores de la Universidad Estatal de Iowa realizaron un estudio con 230 estudiantes universitarios, con el objetivo de encontrar alternativas viables a la abstinencia del uso de redes sociales o a la limitación autogestionada por el mismo usuario.

Para nadie es desconocido el impacto que han tenido las redes sociales en la vida diaria de las personas que las usan. Pero en los adolescentes, este impacto ha sido más nocivo dado al excesivo tiempo que le dedican a la actividad digital en línea en una etapa clave de su desarrollo cerebral, definición personal y formación del carácter. 

El equipo investigador de la Universidad Estatal de IOWA, plantea que si se limita el uso de las redes sociales, se reducirá la ansiedad, la depresión y la soledad. Por este motivo, decidieron realizar un estudio en el que participaron 230 estudiantes universitarios que, en promedio, se conectaban 194 minutos al día a sus redes sociales. 

Estas personas estuvieron durante dos semanas con un acceso limitado a 30 minutos diarios a sus cuentas. Solo se les dio la oportunidad de elegir sus redes sociales (entre una lista predefinida) y se les envió mensajes motivacionales para ayudarlos a cumplir con el objetivo. Las redes sociales más utilizadas por los participantes fueron Instagram, TIKTOK, Youtube, Snapchat y Facebook.

Los resultados publicados en la revista “Tecnología, mente y comportamiento”, revelaron que los adolescentes con peores puntajes en cuanto niveles de ansiedad, depresión, soledad y miedo de perderse algo, fueron quienes tenían uso ilimitado de RRSS, en relación al grupo con tiempo limitado a 30 minutos diarios, quienes obtuvieron mejores puntuaciones en “gestión de emociones” y reconocieron tener una perspectiva más positiva de la vida. 

En este grupo, el nivel de bienestar general mejoró en todas las dimensiones. Un punto interesante fue ver que tan solo un recordatorio diario, apoyó en la motivación a las personas para cambiar su comportamiento logrando efectos muy positivos. Los que también se vieron en aquellos estudiantes que participaron y excedieron el tiempo de conexión de los 30 minutos.

La desconexión inicial

Varios estudiantes reconocieron que los primeros días fueron desafiantes pero que no tardaron en aparecer las mejoras en productividad y mejorar la conexión con las propias emociones. Otros participantes del estudio, manifestaron que estaban durmiendo mejor o aprovechaban de estar con personas que les eran significativas en sus vidas.

La autolimitación puede ser importante y efectiva

En estudios similares donde se observan los efectos de la limitación de tiempo de uso en las RRSS es necesario contar con: una fuerte supervisión, la eliminación de aplicaciones,  el uso de apps de control o bloqueo de acceso a las redes sociales.

El apoyo de terceras personas puede hacer la diferencia en el logro de los objetivos propuestos por el equipo investigador. La autora del estudio Ella Faulhaber, reconoce que su estudio ofrece “una forma práctica para que las personas limiten su uso”. Plantea que “es necesario crear conciencia, cronometrando cuánto tiempo están conectados  y no rendirse; ya que limitar el uso de RRSS trae beneficios para la vida cotidiana”.

Douglas Gentile, coautor del estudio aclara “cuando se nos quita una libertad percibida, comenzamos a resistirnos”. Agrega que “eliminar las RRSS  nos hace perder sus beneficios como conectarse con amigos y familiares o ponernos al día en temas que nos interesan”. Ambos investigadores hacen hincapié en cómo y cuánto se usan estas aplicaciones. “Vivimos en la era de la ansiedad. Muchos indicadores muestran que los niveles de ansiedad, depresión y soledad están empeorando y eso puede hacernos sentir impotentes. Pero hay cosas que podemos hacer para controlar nuestra salud mental y el bienestar emocional”. Asegura Douglas Gentile.

Podemos concluir al revisar este estudio, que las personas que limitan el uso de redes sociales, tienen a mejorar sus niveles de satisfacción vital y autocontrol. Esa capacidad de autorregulación les apoyará sin duda en otros aspectos de su vida que le demanden controlarse a sí mismos. En el caso de los adolescentes, es necesario abrir con ellos y ellas este debate y hacerlos conscientes de los efectos negativos de las tecnologías en sus vidas.

A su vez, en la infancia, se vuelve urgente retrasar el uso de redes sociales con el fin de resguardar la salud mental de los menores. 

Conoce nuestras actividades para apoderados

Fuente: https://www.infosalus.com/

Fuente en inglés:

Facebook
Twitter
WhatsApp
Comparte este artículo a un click en tus redes sociales

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.