Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

10 ideas para reorganizar el uso de las pantallas al volver de vacaciones

Estos meses de vacaciones suelen tener días con muchas horas libres que se suelen llenar de actividades digitales. 

Si eres madre o padre de niños, niñas y adolescentes, seguramente estas últimas semanas te has preguntado más de una vez, cómo se puede volver a regular el uso de las pantallas después de las vacaciones de verano. 

Para proteger la infancia y la adolescencia, es necesario proponer reglas de uso de las tecnologías, sobre todo, para poder fortalecer el bienestar emocional y el desarrollo cerebral. Ahora es tiempo de fomentar la atención sostenida, la concentración, el juego libre no digital y las relaciones sociales, entre otras actividades propias de los niños y adolescentes. 

Es seguro que durante las vacaciones viste a tus hijos más tiempo del que quisieras en Youtube o TIKTOK, viendo algo en la TV hasta quedarse dormido o escuchando los ruidos de los juegos online a altas horas de la madrugada. Está claro que despegarlos de las pantallas es un desafío no exento de discusiones familiares.

Estamos a pocos días de volver de vacaciones y es hora de retomar la rutina escolar. Por lo mismo, es momento de volver a incentivar buenas prácticas digitales para resguardar el bienestar emocional. Esto significa ordenar los horarios, reasumir el control parental y el control de tiempo de las actividades digitales.

Según algunos especialistas, transformar un comportamiento en un hábito requiere al menos 21 días. Pero además de repetición y tiempo, se requiere motivación y recompensas cuando de verdad se logran las metas. 

Por este motivo y con el objetivo de generar espacio para las actividades escolares, laborales, domésticas y de entretención, les entregamos 10 ideas para aplicar con su familia:

  • Determina junto a tu hijo(a) qué aplicaciones van a mantener, especificando el tiempo que dispondrán para usarlas y para qué serán utilizadas. Puedes ayudarte con un calendario o una lista de tareas. 
  • Explica a tu hijo(a) la importancia que tiene dormir bien. Establece el tiempo de descanso y sueño dos o tres horas después de la puesta de sol. Su cerebro regula las horas de descanso según la cantidad de luz solar que hay. Las pantallas deben apagarse al menos dos horas antes de dormir, para evitar la alteración en la inducción del sueño. La luz LED de tablets, TV o teléfonos afecta la capacidad de descanso del cerebro. Revisa este artículo que te puede ayudar al respecto. 
  • Reorganiza el tiempo libre priorizando las actividades escolares, personales, domésticas y de mayor importancia, por sobre las actividades digitales de entretención. De esta manera se evita la procrastinación o pérdida de tiempo. Anticípate y junto a tu hijo(a) haz una lista de actividades para hacer cuando aparezca el aburrimiento…
  • Activa alarmas, desactiva las notificaciones y reactiva el control de tiempo en pantallas, con la intención de focalizar la atención en actividades NO digitales y aprender nuevos horarios. Esto lo pueden hacer juntos, para ir educando a tu hijo(a) en la necesidad que hay de regular las pantallas a partir de acuerdos de familia. 
  • Celebra cuando se logren las metas propuestas. Por ejemplo, si se logró ordenar la habitación a tiempo, o se logró ver TV el plazo acordado sin peleas ni berrinches, es positivo reforzar ese logro con un aplauso, beso, caricia o una frase motivadora. No es necesario dar premios. El refuerzo positivo ayuda a promover la autoestima en tu hijo(a)… 
  • Elimina lo que NO se necesita. Desinstala las  aplicaciones que quitan tiempo para hacer otras actividades importantes para el día a día. Por ejemplo, si durante el verano viste series a montones con tu hijo(a), es tiempo de regular ahora la app de series y por un tiempo desinstalar o bien, ponerle pausa.
  • Comenta con familiares y amigos los cambios de hábitos que van a realizar. Si deciden salir de algunos grupos de Whatsapp, dejar de usar algunas pantallas en casa o iniciar nuevas actividades como rutina, pidan  apoyo y respeto a sus decisiones. Muchas veces contar con la ayuda de la familia, favorece que los hábitos se alcancen antes. 
  • Acota las metas que se propongan para que realmente sean alcanzables. Es mejor que sean pocas, pero lograrlas y valorar los resultados. 
  • No olvides que el excesivo tiempo de actividades digitales, tiende a generar aislamiento, ansiedad, depresión y estrés. Resguarda siempre el bienestar emocional. 
  • Imprime un calendario con los horarios y recordatorios para volver a acostumbrarnos a la nueva rutina escolar. Déjalo a la vista para ir revisando cada día su cumplimiento. 

Sigue estos consejos y comenta en nuestras redes sociales, cómo logras volver a la rutina tras volver de vacaciones ¡Éxito!

Facebook
Twitter
WhatsApp
Comparte este artículo a un click en tus redes sociales

Deja un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.