fbpx
NOTICIAS

Por qué son aburridas las clases en línea

El investigador John Hattie (2012) evidencia en sus estudios que, en promedio, entre el 70% y 80% del tiempo de una clase los/as docentes son quienes hablan. ¿Es esto algo negativo? claro que no, pero hay que tener presente que cuando el alumnado participa activamente en el aprendizaje, su rendimiento mejora considerablemente.

Sin duda deberíamos hablar menos y escuchar más. El modelo de clase remota nos permite experimentar y realizar actividades que le permiten a cada estudiante asumir un rol más activo. No es sencillo y requiere un esfuerzo inicial de parte del equipo docente; a quien se anime lo invitamos a mejorar sus prácticas docentes.

¿Qué dice la neurociencia sobre el efecto en el aprendizaje de la clase expositiva?

El año 2010, los investigadores del MIT Picard, Poh y Svenson registraron la actividad del sistema nervioso de un grupo de personas durante varios días. Cuando se analizaron los datos estadísticos correspondientes a las tareas cotidianas, se observó que las actividades como las clases expositivas (las que se hacen con una presentación de PowerPoint donde una persona expone) y la televisión generaban una actividad cerebral baja en comparación con las actividades de laboratorio, tareas domésticas o de mayor exigencia cognitiva. (ver cuadro)

Estos resultados evidenciaron la limitada eficiencia del tradicional método de enseñanza expositiva, sin perjuicio que la motivación, interés por los temas y el liderazgo mismo del profesorado pueda impactar de manera positiva.

Esto no quiere decir que la exposición no sea útil en determinados momentos de una clase, pero nos plantea la necesidad de cuestionarnos el rol del estudiante y su nivel de involucramiento en la clase para lograr mejores aprendizajes.

Una clase activa se puede lograr con una adecuada planificación, con las competencias digitales necesarias y el tiempo que se requiere para su implementación. Considerando que contamos con la conectividad y plataforma digital básica.

En caso de no poder planificar todas las clases con actividades que promuevan el aprendizaje activo, se puede partir con una actividad y luego ir replicando la experiencia.

Fuente: MIT


¿Te sirvió esta publicación? ¡Cuéntanos en Instagram si te animas a cambiar tus clases expositivas por clases activas!

Conoce nuestro curso para profesores

Únete a nuestra comunidad de profesores en Facebook

talleres
Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?