Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Cómo hacer que los recreos sean espacios libres de pantallas?

NO TE PIERDAS LA GUÍA DESCARGABLE

Conoce nuestra exitosa experiencia en más de 8 años aplicando nuestro Programa de Ciudadanía y Convivencia Digital en diferentes establecimientos educativos del país.

Los colegios siguen siendo espacios de aprendizaje y sociabilización muy necesarios para el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes y como tal, es preciso cuestionarnos las funciones de cada espacio de la jornada. 

Entendemos los recreos y los patios, como espacios de recreación entre clases. De esta forma, muchos colegios disponen de juegos infantiles y canchas deportivas para promover el esparcimiento y juego libre.

La realidad es que hoy los niños y las niñas consumen este tiempo libre frente a una pantalla, generando una sobrecarga emocional que afecta el proceso de aprendizaje.

Por esto desde la Fundación para la Convivencia Digital hemos propuesto e implementado varias ideas para potenciar el valor de los recreos como espacios de socialización y crecimiento libres de actividades digitales, para hacer frente a este mal hábito que ha ido en alza en los últimos años.

Algunas ideas que nos han dado buenos resultados en los colegios que han implementado el Programa Ciudadanía y Convivencia Digital son las siguientes:

  1. En conjunto con el colegio determinamos el uso que se le dará a la tecnología tanto en el recreo como en la sala de clases, considerando las definiciones que se promueven desde el Proyecto Educativo Institucional (PEI) de cada institución.
  2. Ajustamos el uso de celulares y pantallas en tiempos de recreo y sala de clases, a partir de un Plan de Formación en Ciudadanía Digital orientado a generar un mejor ambiente escolar y bienestar emocional. 
  3. Revisamos y ajustamos los reglamentos internos para ser congruentes en los nuevos planteamientos respecto de los recreos sin pantallas.
  4. Invitamos a los apoderados a ser parte de esta nueva estrategia y les pedimos expresamente su apoyo evitando mandar a los menores con pantallas a clases. Les especificamos la manera en que podrán comunicarse con sus hijos e hijas en caso que lo necesiten.
  5. Trabajamos un plan de acción pensado en 12 semanas, donde pasamos de recreos con pantallas, a espacios libres de tecnologías. 
  6. Finalmente, medimos el nivel de uso de tecnologías y bienestar emocional al menos una vez al año para conocer el impacto de estos esfuerzos conjuntos.

La aplicación de este programa ha sido una experiencia muy enriquecedora y, a la vez, muy valorada por toda la comunidad escolar. 

Completa los datos y recibirás un PDF con la guía.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google.
Facebook
LinkedIn
Email
Comparte este artículo a un click en tus redes sociales

Deja un comentario

¡Recibimos tus datos!

Te llegará un correo de confirmación.
Si no lo encuentras, por favor revisa la carpeta SPAM de tu correo.