NOTICIAS

Origen de la búsqueda de huevitos de chocolate

Aún cuando no vengas de una familia cristiana, lo más probable es que en tu casa “pase el conejito”. Pero, ¿sabes de dónde viene esta tradición? ¿Por qué huevitos? ¿Por qué chocolates? ¿Por qué esconderlos? A continuación, te dejamos un resumen de la historia para que la compartas con tus hijos/as. 

¡Sigue leyendo hasta el final porque hay UNA SORPRESA DE REGALO!

Como la gran mayoría de las tradiciones, su origen se remonta a miles de años atrás y no hay un consenso absoluto sobre su origen. Contrario a lo que uno podría pensar, inicialmente esta tradición no tenía que ver con la religión (lo que explicaría por qué no hay ninguna mención de un “huevitos” en la Biblia). 

“Easter” es la palabra en inglés para resurrección y se cree que viene de la diosa de la primavera “Eostre”, quien se asociaba comúnmente con conejos por su conexión con la fertilidad y la nueva vida, propia de esta estación del año. Antiguamente, se hacía una celebración para el inicio de la primavera (fines de marzo o principios de abril en el hemisferio norte). Con la popularización del catolicismo en Europa, la resurrección de Cristo se empezó a fusionar con la celebración de la primavera, su fecha y símbolos.

¿Por qué huevos?

En la Edad Media (época de castillos, caballeros y espadas) los huevos (y otras comidas) estaban prohibidos durante la cuaresma (periodo de 40 días antes de la Pascua de Resurrección) ya que era una época de austeridad donde se invitaba a hacer ayuno. Esta prohibición se acababa justamente el domingo cuando se celebraba la resurrección de Cristo con un festín y los huevos eran parte importante de la comida.

Con el tiempo, los huevos se empezaron a teñir usando colores que simbolizaban la historia de la resurrección de Cristo. Desde ahí surgió toda una gama de decoración de estos huevos, variación de sus ingredientes (por no decir que ya no son huevos) y la comercialización que hoy en día conocemos. 

¿Por qué un conejito?

Recordemos que los orígenes de esta celebración tienen que ver con el comienzo de la primavera. Los conejos tienen crías (¡y muchas!) en primavera, entonces cuando los campos se empezaban a llenar de estos animales, se sabía que la primavera había llegado. Los conejos se volvieron entonces un símbolo de la primavera, de su celebración y, eventualmente, de la Pascua de Resurrección. 

¿Por qué la búsqueda?

Para entender esta parte de la tradición tenemos que ir a Alemania. Martin Lutero, fundador de la Iglesia Luterana, organizaba búsqueda de huevos para su congregación. Los hombres eran los encargados de esconder los huevos y las mujeres y niños quienes los buscaban. Se cree que la búsqueda de los huevos es una alusión al descubrimiento de la tumba vacía de Jesús.

Sin importar si tu familia es o no religiosa, este fin de semana largo es un momento perfecto para compartir juntos y pasar tiempo de calidad. Es por esto que desde nuestra Fundación queremos motivarte a que apaguen las consolas, tablets y televisores, dejen los celulares de lado y hagan actividades en familia para preservar las tradiciones y cultivar también la vida de piedad.

Creamos un set de 4 actividades temáticas de la Pascua de Resurrección, listas para ser impresas y disfrutar de momentos inolvidables en familia:

Te invitamos a conocer aquí nuestros talleres, masterclass y diplomados.

5 comentarios en «Origen de la búsqueda de huevitos de chocolate»

  1. Buenos días, agradezco enormemente cada uno de sus materiales de apoyo, significan mucho para mi trabajo y siempre los comparto con mis colegas.
    Profesora Alejandra Ortiz Díaz
    Escuela Los Estandartes
    COPIAPÓ

    Responder

Deja un comentario

Open chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!, somos el equipo de Fundación para la Convivencia Digital. Cuéntanos, ¿cómo podemos ayudarte?